Última hora

Última hora

Palmira, importante derrota estratégica para Dáesh

El ejército de Siria, apoyado por su aliado ruso, ha infligido una severa derrota a Dáesh al recuperar la ciudad de Palmira. Para los yihadistas es

Leyendo ahora:

Palmira, importante derrota estratégica para Dáesh

Tamaño de texto Aa Aa

El ejército de Siria, apoyado por su aliado ruso, ha infligido una severa derrota a Dáesh al recuperar la ciudad de Palmira. Para los yihadistas es la mayor pérdida desde la caída de Kobane, en enero de 2015, mientras que para el régimen de al Asad, la reconquista de Palmira significa retomar el control del desierto sirio y avanzar hacia la frontera con Irak.

Ahora Palmira es una base para lanzar operaciones contra los feudos de Dáesh en Raqa, en el norte y Deir ez Zor, en el este.

El apoyo de la aviación rusa, que bombardea las posiciones de los enemigos de al Asad desde finales de septiembre, además de la de los combatientes de Hizbulá y las de los oficiales iraníes, han puesto a Dáesh a la defensiva.

El régimen tomó Salma, bastión de Al Nusra en Lataquia a principios de año, antes de hacerse con Rabia, último bastión rebelde en la provincia. Al día siguiente, las fuerzas lealistas retomaron Sheikh Maskin, en la provincia de Deraa, en el sur, una intersección estratégica que une Damasco y Soueida, ambas en manos del régimen.

A la toma de Sheikh Maskin, siguió a principios de febrero la de Athman, y después, a finales de ese mismo mes, el régimen arrebató a Daesh la localidad de Khanasser,

Esta ciudad está también en un eje estratégico que une los barrios gubernamentales de Alepo con las zonas del centro del país controlado por el régimen de al Asad.

Del otro lado de la frontera, en Irak, Dáesh ha sufrido importantes derrotas, como la de Tikrit, a finales de marzo del año pasado.

En noviembre los yihadistas perdieron Sinjar, la ciudad habitada mayoritariamente por yazidies, a manos de fuerzas kurdas iraquíes apoyadas por la aviación de la coalición. De esa forma cortaron un importante nexo de unión entre Irak y Siria utilizado por los yihadistas.

En febrero de este año, tras semanas de combates, el ejército iraquí se hizo con el control de Ramadi. La ciudad suní es estratégica ya que es la capital de la gran provincia de Al Anbar, limítrofe con Siria.

En este momento la ofensiva del ejército iraquí con el apoyo aéreo de la coalición internacional se dirige a Mosúl, el feudo de Dáesh en el norte de Irak.