Última hora

Última hora

Secretos pictóricos de la Capilla Sixtina medieval

Leyendo ahora:

Secretos pictóricos de la Capilla Sixtina medieval

Tamaño de texto Aa Aa

La Basílica de Santa María la Antigua, iglesia del siglo VI que posee una colección excepcional de arte paleocristiano, ha abierto al público tras 30

La Basílica de Santa María la Antigua, iglesia del siglo VI que posee una colección excepcional de arte paleocristiano, ha abierto al público tras 30 años de restauración.

Ubicada a los pies de la colina donde residían los emperadores romanos, esta basílica quedó enterrada bajo los escombros por un terremoto en el año 847 y se descubrió en 1900.

La llamada “Capilla Sixtina” de la Edad Media se libró así de las constantes reformas realizadas en otros edificios históricos de Roma.

Experta en Historia del Arte medieval y bizantino, María Andaloro, es una de las comisarias de la exposición temporal:

“Esta iglesia ha permanecido intacta, a pesar de los daños sufridos por el paso del tiempo. Esto hace que sea muy interesante y que requiera nuevos métodos para entenderla mejor y para recuperar su visibilidad.”

Entre los tesoros de esta iglesia destaca una representación de la Virgen María con el niño, uno de los iconos cristianos más antiguos del mundo. La imagen fue trasladada a otra iglesia de Roma después del terremoto, pero ahora ha vuelto a Santa María la Antigua.

Una exposición multimedia muestra las diferentes etapas históricas de la iglesia, como nos explica Giulia Bordi, historiadora de arte medieval, una de las comisarias de esta exposición:

“Hemos utilizado proyecciones en 3D, para integrar las diferentes pinturas, en sus diferentes fases, ofreciendo al público otra forma de visualizar la historia de la iglesia, ya que existen diferentes capas de pinturas que se sucedieron con el tiempo, en función de los diferentes encargos.”

En las paredes de la basílica hay vírgenes, santos y mártires pero también reinas, papas y emperadores.

La iglesia restaurada con nuevos métodos de conservación presenta la exposición temporal: “Santa María la Antigua tras Roma y Bizancio” que puede visitarse hasta el 11 de septiembre.