Última hora

Última hora

Francia reina en el Grand Prix de yudo de Samsun

Concluyó el Grand Prix de yudo de Samsun, Turquía. Tres días de competición en los que brillaron con luz propia las jóvenes promesas de este deporte

Leyendo ahora:

Francia reina en el Grand Prix de yudo de Samsun

Tamaño de texto Aa Aa

Concluyó el Grand Prix de yudo de Samsun, Turquía. Tres días de competición en los que brillaron con luz propia las jóvenes promesas de este deporte y en los que Francia se aupó, con cinco oros, tres platas y un bronce, a lo más alto del medallero.

Este domingo quedaban por disputarse un total de cinco finales, dos en la categoría femenina y tres en la masculina. En este apartado, Francia consiguió uno de sus oros con la victoria de Teddy Riner en la final de más de 100 kilos. Primera participación del año y primer triunfo para el número uno del mundo. Tras ganar todos sus combates por ippon, el campeón olímpico necesitó de un waza-ari en el último segundo para imponerse en la final al georgiano Levani Matiashvili. El también georgiano Adam Okruashvili y el brasileño Rafael Silva completaron el podio de los más grandes.

En menos de 100 kilos, victoria por yuko para el georgiano Beka Gviniashvili ante el brasileño Rafael Buzacarini. No lo tuvo fácil Gviniashvili, que en segunda ronda se las vio con el número uno del mundo, el azerbaiyano Elmar Gasimov, al que venció por ippon. El húngaro Miklos Cirjenics y el mongol Tsogtgerel Khutag se subieron al tercer cajón.

Rusia consiguió su única medalla de oro en la categoría de menos de 90 kilos. Khusen Khalmurzaev derrotaba al azerbaiyano Mammadali Mehdiyev, que sumó tres penalizaciones por dos del ruso. Para Khalmurzaev es también su primer oro en un Gran Premio. El español Nikoloz Sherazadishvili estuvo a las puertas del bronce pero acabó perdiendo contra el brasileño Tiago Camilo. El uzbeko Dilshod Choriev también consiguió el tercer metal.

En categoría femenina, en menos de 78 kilos, final francesa y victoria para Madeleine Malonga, que se deshizo de su compatriota Audrey Tcheumeo. La número dos del mundo se ponía por delante con un waza-ari. Sin embargo, una acumulación de cuatro shidos en pocos segundos acabarían echando por tierra la ventaja de Tcheumeo y dándole la victoria a Malonga. La española Marta Tort, con su triunfo ante la portuguesa Yahima Ramírez, y la norcoreana Kyong Sol, se hicieron por su parte con el bronce.

La sorpresa de la jornada

La puertorriqueña Melisa Mojica, número 26 del mundo, se plantó en la final de más de 78 kilos tras derrotar en semifinales a la cabeza de serie número dos, la alemana Jasmin Kuelbs. Finalmente sería derrotada por la coreana Jiyoun Kim y tendría que conformarse con una merecida plata.

La imagen de la jornada

El joven yudoca georgiano Beka Gviniashvili fue el protagonista de la imagen del día, tras derrotar, por un ippon y en menos de un minuto al número uno del mundo, el azerbaiyano Elmar Gasimov, en la segunda ronda de la categoría de menos de 100 kilos.