Última hora

Última hora

La calma y la resignación marcan las primeras deportaciones desde las costa griega

A pesar de las pequeñas protestas por parte de las ONG y de los voluntarios que llevan meses recibiendo y acogiendo a los que arriesgaron la vida

Leyendo ahora:

La calma y la resignación marcan las primeras deportaciones desde las costa griega

Tamaño de texto Aa Aa

A pesar de las pequeñas protestas por parte de las ONG y de los voluntarios que llevan meses recibiendo y acogiendo a los que arriesgaron la vida cruzando el mar Egeo, la resignación y la calma han protagonizado las primeras deportaciones de inmigrantes desde las islas griegas de Lesbos y Chios. Todos ellos eran varones de Paquistán, Bangladesh y Marruecos.
700 policías han sido movilizados para escoltar de forma personalizada a los inmigrantes.

La agencia europea de fronteras ha supervisado la salida de los tres primeros ferrys. «Ha ido todo muy fluido. Con mucha calma. Los inmigrantes se subieron a los autobuses escoltados por la policía. Han venido aquí, han recogido sus maletas y, siempre escoltados, se han subido al barco. No ha habido incidentes”, aseguró Ewa Moncure, portavoz de Frontex.

“Barcos para un pasaje seguro no para la deportación”, podía leerse en pequeñas muestras desde las lanchas con las que las ONG han ayudado a llegar a la costa griega a miles de refugiados durante los últimos ocho meses.

Nuesto compañero Apostolos Staikos ha asistido a las primeras deportaciones de refugiados desde Grecia a Turquía. Este era el ambiente en el puerto de Mitiléne http://goo.gl/TWJUHY

Posted by euronews on Monday, April 4, 2016

Unas 100 personas se han manifestado en el puerto de Mitiléne pidiendo el cese de as deportaciones y recordando que “ningún ser humano es ilegal”.

“No es para nada un acuerdo, no es una solución! Se trata todo de dinero. Estoy aquí con mi corazón, me preocupo por la gente y deberíamos ocuparnos e las persas vulnerables de este mundo. Por eso estoy aquí”, declaró Marije Mutter, una voluntaria.

“Turquía no es un lugar seguro para los refugiados” junto con otros mensajes de apoyo y solidaridad escritos en varios idiomas sobre cartón de cajas han acompañado esta primera operación.

“Las primeras deportaciones son muy importantes para Grecia. Atenas pretende mostrar a la comunidad internacional que está implementando el acuerdo con Turquía. Pero con 52.000 refugiados atrapados y las fronteras cerradas, el gobierno también está intentando calmar los ánimos entre los griegos que temen que la situación sea pronto incontrolable”, concluye el corresponsal de euronews en Lesbos Apostolos Staikos.