Última hora

Última hora

Un año de investigación para destapar los "papeles de Panamá"

Leyendo ahora:

Un año de investigación para destapar los "papeles de Panamá"

Un año de investigación para destapar los "papeles de Panamá"
Tamaño de texto Aa Aa

Los “papeles de Panamá”: más de 11 millones y medio de documentos del bufete de abogados panameño Mossack Fonseca, se filtraron el domingo 3 de abril, revelando detalles de cientos de miles de clientes.

Los documentos abarcan un período de casi 40 años, desde 1977 hasta el pasado diciembre y han sido investigados por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación y más de cien medios de comunicación de todo el mundo. Este consorcio constituye el brazo internacional del Centro para la Integridad Pública.

Entrevista con Marina Walker Guevara

Stefan Grobe, euronews:

Nos acompaña Marina Walker Guevara, directora adjunta del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación. Marina, muchas gracias. Como subdirectora, ¿cuál fue su papel en la investigación?

Marina Walker Guevara, subdirectora del ICIJ:

“Yo dirijí el proyecto, hice de “directora de orquesta” y jugué varios papeles en esta enorme investigación que requirió mucha coordinación entre diferentes culturas, zonas horarias, y referentes periodísticos. Nos dimos cuenta de que la única forma de tratar esa cantidad ingente de datos era conseguir muchos socios locales en todo el mundo para extraer la información y encontrar las conexiones. Ellos conocen las particularidades de cada jurisdicción. Y valió la pena el esfuerzo y el riesgo controlado que corrimos al compartir la información con tantos periodistas de todo el mundo.”

Stefan Grobe, euronews:

Hablemos de la investigación: un año y ninguna fuga. ¿Cómo se las arreglaron para hacerlo?

Marina Walker Guevara, subdirectora del ICIJ:

“La ventaja de nuestro consorcio es que cuenta con una red preestablecida de periodistas. Nos conocemos unos a otros pues hemos trabajado juntos en otras investigaciones como las de Suiza y Luxemburgo. Hay confianza y sabemos que si uno publicara primero o rompiera esa especie de acuerdo sagrado, nunca más trabajaría con nosotros y perdería mucho. Porque si el Consorcio (Internacional de Periodistas de Investigación) actuara por su cuenta, o si el Suddeutsche Zeitung en Alemania actuara por su cuenta, el impacto hubiera sido mucho menor, se habría obtenido una décima parte o menos del impacto que se ha logrado al publicarlo, de forma simultánea de China a Chile.”

Stefan Grobe, euronews:

¿Han recibido reacciones de los Gobiernos buscando ayuda para procesar a los implicados?

Marina Walker Guevara, subdirectora del ICIJ:

“A menudo, los Gobiernos nos dicen ‘queremos cooperar “ o “ quisiéramos tener acceso a sus documentos para que podamos hacer nuestro trabajo “. Y por lo general, siempre les decimos: no, gracias. Consideramos que no somos un brazo de los Gobiernos. Creemos que los Gobiernos tienen sus propios recursos y que deben hacer sus propias investigaciones en lo que concierne a los paraísos fiscales. Muchos no lo suelen hacer. Pues algunos de estos Gobiernos de todo el mundo tienen intereses creados en esos paraísos fiscales. Es un problema muy grave. Nuestra misión es ser lo más independientes y combativos que podamos en la búsqueda de la verdad y en realizar nuestro trabajo como periodistas de investigación.

Stefan Grobe, euronews:

Algunos grandes bancos internacionales que desempeñaron un papel clave, consideran que los hechos revelados pasaron hace mucho tiempo. ¿Qué diría usted?

Marina Walker Guevara, subdirectora del ICIJ:

“Hemos comprobado que hubo bancos que crearon empresas extraterritoriales en 2015. Así que, es cierto que después de los procesamientos en Estados Unidos de diferentes bancos, suizos en particular, se constituyeron menos empresas en paraísos fiscales, al menos mediante el bufete Mossack Fonseca. Pero también hemos visto que cambiaron sus métodos, y observamos cómo en algunos casos permitieron intermediarios como Mossack Fonseca y otros bufetes de abogados de todo el mundo, para hacer esa parte del trabajo y así no involucrarse directamente en ayudar a los clientes a crear esas empresas pantalla, mientras que los bancos mantenían las cuentas bancarias de esas empresas.

Algunos bancos están estableciendo medidas más drásticas. Y en general, ahora hacen más preguntas y se lo toman más en serio, aunque no creo que hayan cortado totalmente los vínculos con los paraísos fiscales. Casi sería imposible para ellos, porque muchos de sus clientes buscan precisamente la opacidad.”