Última hora

Última hora

Mujeres y niños desafían a la policía griega en el campamento de Idomeni

La desesperación se estrella contra un muro de escudos en el campo de refugiados de Idomeni, en el norte de Grecia. Decenas de personas, la mayoría

Leyendo ahora:

Mujeres y niños desafían a la policía griega en el campamento de Idomeni

Tamaño de texto Aa Aa

La desesperación se estrella contra un muro de escudos en el campo de refugiados de Idomeni, en el norte de Grecia. Decenas de personas, la mayoría mujeres y niños, han forcejeado con policías griegos mientras intentaban romper la valla fronteriza con la Antigua República Yugoslava de Macedonia. La tensión se ha disparado desde que la UE cerró a cal y canto la llamada ruta de los Balcanes, por la que el año pasado llegaron más un millón de personas.

- “La situación aquí es muy difícil”, explica un refugiado. “Es imposible seguir viviendo así. Prefiero volver a Siria y morír allí. Eso es mejor que agonizar aquí”.

Sobre el terreno, las organizaciones de ayuda humanitaria no dan abasto. Katrine Sanaker es coordinadora de una ONG noruega:

“Necesitan comida todos los días y ropa nueva. También hemos instalado lavaderos para que puedan lavar su propia ropa, sus platos, y ellos mismos, porque aquí no hay muchas oportunidades de darse una ducha”.

Más de diez mil personas se hacinan en el campamento de Idomeni, que fue pensado para acoger a dos mil quinientas.
El destino final impuesto por la UE está muy lejos del “sueño europeo” por el que prácticamente todos arriesgaron sus vidas.