Última hora

Última hora

¿Hacia unas carreteras verdes?

Leyendo ahora:

¿Hacia unas carreteras verdes?

Tamaño de texto Aa Aa

Los vehículos eléctricos son ya una realidad y la ciencia está explorando sus nuevas fronteras para hacerlos más fiables, más seguros, más asequibles

Los vehículos eléctricos son ya una realidad y la ciencia está explorando sus nuevas fronteras para hacerlos más fiables, más seguros, más asequibles y también más autónomos. Y como van a ver en este reportaje, los científicos europeos no están precisamente faltos de ideas para lograr todos esos objetivos. Así que abróchense los cinturones y acompáñennos a un inesperado viaje por la movilidad eléctrica del futuro.

Y para comenzar, hablamos de un vehículo eléctrico que, según sus conceptores, ha sido diseñado para contentar a todos los gustos. Y no sólo porque sus baterías sean alimentadas con unas células fotoeléctricas, sino porque el propio vehículo sirve para alimentar a la gente.

Julián López Gómez, euronews:
¿Qué es este vehículo?

“Es un coche eléctrico restaurante. Queríamos demostrar que con el único uso de la energía fotovoltaica no sólo se pueden conducir kilómetros, sino también alimentar la cocina para poder cocinar… de manera ecológica”, ha explicado Pietro Perlo, director ejecutivo de IFEVS.

Este prototipo ha sido diseñado en el marco de un proyecto europeo de investigación, cuyo objetivo es explorar nuevas formas de diseñar y producir vehículos eléctricos ligeros urbanos modulares.

Un pequeño camión restaurante es el último recién llegado. El proyecto incluye pequeñas camionetas, furgonetas o incluso taxis.

Todos comparten los mismos conceptos para el chasis, el sistema de transmisión y las tecnologías para el aporte de energía.

Julián López Gómez, euronews:
¿Cuáles han sido los desafíos mecánicos y electrónicos más importantes?

“Nuestro coche es modular. Siempre tenemos el mismo chasis, basado en una mezcla de aceros muy resistentes. El coche tiene tracción en las cuatro ruedas… Tiene dos motores, uno delante y otro detrás. Cada motor alimenta dos de las ruedas”, ha explicado Pietro Perlo, director ejecutivo de IFEVS.

Estos coches modulares han sido diseñados con piezas sencillas, para simplificar su montaje y reducir costes. Pero deben ser tan seguros como cualquier otro vehículo del mercado. Por lo que los ingenieros tuvieron que buscar nuevas soluciones para su concepción.

“Son vehículos muy pequeños. Luego, el espacio disponible para absorber la energía es más bajo. La solución ha sido unos aceros especiales, ultraelásticos, muy novedosos, de comportamiento más difícil de lo que estamos habituados, pero que tienen la ventaja de que absorben más energía”, ha señalado Javier Romo García, ingeniero mecánico de CIDAUT.

Para reducir costes, estos coches se construyeron con imanes y no con minerales de tierras raras, cuya explotación es difícil y cara.

Cada motor ofrece una frecuencia de rotación de hasta 9.000 revoluciones por minuto, según sus creadores.

“Los requisitos para este tipo de tracción eléctrica son, básicamente: alta eficiencia, alta densidad de potencia y velocidad constante. Esto es lo que hemos tratado de desarrollar. El hecho de que el coche tenga dos motores ofrece algunas ventajas. Dos motores dan más flexibilidad al vehículo y mejoran su rendimiento de aceleración. Estas son las principales ventajas”, ha dicho Paul Minciunescu, ingeniero eléctrico en ICPE.

Los científicos están probando su fiabilidad y ergonomía.

En el laboratorio de Rivoli, en el norte de Italia, estudian de cerca detalles como la visibilidad, maniobrabilidad, los sensores de a bordo o la potencia de cálculo.

“Nuestro objetivo era desarrollar un vehículo de alta tecnología, con tecnología punta que tuviera la seguridad de un avión y los costes de una lavadora. En los 90’, el gran reto era que en todos las casas hubiera un teléfono móvil. Nuestro reto ahora es llevar uno de estos coches al garaje de cada europeo”, ha explicado Marco Ottella, ingeniero eléctrico en Bitron y coordinador del proyecto Plus-Moby.

Y mientras continúan las sabrosas pruebas de validación, los ingenieros se preparan ya para el próximo gran paso.

Julián López Gómez, euronews:
¿Cuándo piensan poder fabricar este vehículo?

“La idea es: dinos dónde y nosotrso llegamos con nuestros camiones y sus contenedores, con robots listos para el montaje del coche. En sólo unos días, podemos producir coches eléctricos seguros, confiables y eficientes, los vehículos que funcionan principalmente con energías renovables”, cuenta Pietro Perlo, director ejecutivo de IFEVS.

Sus creadores esperan que estos vehículos modulares puedan estar listos para una fabricación industrial en menos de 2 años.

Julián López Gómez, euronews:
¿Cómo garantizar la seguridad y también la fiabilidad técnica de todos estos vehículos eléctricos del futuro y de todos sus puntos de recarga? Es una pregunta a la que científicos europeos intentan dar respuestas, desde este sofisticado laboratorio en Ispra, en el norte de Italia.

El laboratorio incluye un centro de pruebas de vehículos eléctricos e híbridos; una cámara climática con temperaturas que van desde -30 grados a +50 grados.

Se puede obtener información sobre su rendimiento y eficiencia dependiendo de las condiciones climáticas, incluyendo el impacto de la calefacción o el aire acondicionado. Y no sólo eso…

“Medimos la información sobre los datos eléctricos, sobre la relación entre las emisiones de los coches y su consumo. También obtenemos información sobre el propio consumo de electricidad de los coches y sobre cómo se comportan sus baterías”, ha explicado Germana Trentadue, ingeniera de telecomunicaciones de Joint Research Centre.

En el laboratorio también hay una nueva cámara diseñada para analizar las emisiones electromagnéticas generadas por los coches eléctricos durante la aceleración, el frenado y la conducción.

Las antenas de recepción y receptores permiten medir las posibles interferencias de la movilidad eléctrica con frecuencias de comunicación.

También pueden probar la inmunidad de los vehículos a campos eléctricos y magnéticos externos.

Julián López Gómez, euronews:
¿Por qué es importante medir los campos electromagnéticos alrededor del vehículo?

“La electromovilidad es un campo muy joven de investigación. Y se trata de equipos técnicos en los que deben ser abordados ciertos temores. Los métodos deben ser desarrollados para descartar problemas en el futuro. Estos incluyen, por ejemplo, campos magnéticos de muy baja frecuencia en el área de carga rápida, lo que podría suponer un riesgo para los pacientes con marcapasos, y por supuesto, queremos evitar esto desde el principio”, ha afirmado Harald Scholz, ingeniero de investigación para la movilidad eléctrica en Joint Research Centre.

También se prueba la interoperabilidad de los dispositivos de alimentación y los sistemas de comunicación que intervienen en la carga de los coches eléctricos.

Y se estudia la evolución de las redes eléctricas inteligentes que integran fuentes renovables de energía.

“En un futuro próximo, tendremos una aplicación en nuestro teléfono móvil que nos permitirá reservar una estación de recarga para poder cargar la batería, hasta el momento que llegamos allí, realizamos la recarga y nos vamos ya con la batería recargada. Este proceso, que parece un proceso simple, que puede llevar un máximo de 30 minutos, requiere la intervención de entre 10 y 15 diferentes actores, sistemas y componentes, que deben funcionar todos juntos, en tiempo real. Y esto lo que nosotros realizamos en el laboratorio. Verificamos que los componenetes, efectivamente, trabajan juntos”, ha declarado Miguel Olariaga Guardiola, ingeniero de telecomunicaciones en Joint Research Centre.

Esta información sirve para establecer normas armonizadas que garanticen la seguridad y fiabilidad del vehículo eléctrico y los puntos de recarga en el futuro.

Ecológicos y cada vez más sofisticados, los vehículos eléctricos hacen, en efecto, soñar. Y, sin embargo, su falta de autonomía sigue siendo un verdadero problema. Es una autonomía que es muy limitada en todos los modelos existentes en el mercado. Es un desafío al que los científicos europeos dicen haber encontrado una respuesta, de la mano de un pequeño remolque, creado por la empresa francesa EP Tender.

Los investigadores han desarrollado un generador portátil, que viaja en un pequeño remolque de dos ruedas. Puede ser programado con una aplicación móvil.

El generador produce energía “extra” para los coches eléctricos para aumentar su autonomía. Esa energía es proporcionada por gasolina.

“En la autopista, si vamos a 100 kilómetros por hora, podemos tener 100 kilómetros de autonomía con un vehículo eléctrico. Con nuestro prototipo, podemos hacer 500 kilómetros, llenar el depósito y ponernos en ruta”, ha dicho Jean-Baptiste Segard, director ejecutivo de EP Tender.

Julián López Gómez, euronews:
Hay gente que va a pensar que es curioso producir electricidad con gasolina…

“Sí, es una paradoja. Vamos a conducir casi todo el tiempo con electricidad, en trayectos cortos. Cuando hacemos 20 o 30 kilómetros los hacemos con la batería… Y cuando hacemos 500, con gasolina. Pero, ¿cuántas veces al año hacemos 500 kilómetros? ¿3, 5, 10 veces como máximo?”, ha señalado Jean-Baptiste Segard, director ejecutivo de EP Tender.

El remolque mide alrededor de 1,20 metros. Pesa unos 250 kilos y proporciona una potencia máxima de 20 kilovatios. Además, cuenta con sofisticados sistemas electrónicos, según los científicos.

“Primero, hemos que tenido que encontrar el procesador adecuado, el sistema adecuado. Y lograr que los algoritmos que habíamos imaginado sobre el papel funcionen en la vida real”, ha explicado Fabrice Viot, ingeniero de sistemas en EP Tender.

La producción de las primeras unidades se ha hecho en esta pequeña empresa francesa. Sus creadores dicen que el producto está totalmente listo para su montaje industrial, tras superar numerosos y complicados problemas.

“Tenemos motores térmicos y electrónica de potencia en un entorno restringido. Tiene limitaciones de integración mecánica y funciones algo complejas, que son interesantes en la realización del producto”, ha contado Damien Alfano, director ejecutivo de Adaccess.

Los creadores de este remolque ya están trabajando en un modelo comercial, basado en el alquiler.

“No vamos a fabricar un remolque para cada coche. No vamos a poner un motor en cada coche. Va a haber un remolque para 15 o 20 coches y cada uno va a utilizarlo únicamente cuando lo necesite”, ha afirmado Jean-Baptiste Segard, director ejecutivo de EP Tender.

Julián López Gómez, euronews:
¿De qué precios hablamos?

“Si se alquila un día, para que el motor funcione una hora, cuesta 17 euros. Cada hora suplentaria son 7 euros. Así que serían 38 euros por cuatro horas de funcionamiento, por ejemplo”, ha dicho Jean-Baptiste Segard, director ejecutivo de EP Tender.

Sus creadores esperan que este remolque para coches eléctricos llegue a las carreteras europeas en menos de 3 años.