Última hora

Última hora

Los equipos de rescate japoneses trabajan contrarreloj en busca supervivientes

El seísmo de Kumamoto revive los fantasmas de Fukushima. La central de Sendai no ha sufrido en principio ningún desperfecto. Más de 40.000 personas han sido evacuadas de sus hogares

Leyendo ahora:

Los equipos de rescate japoneses trabajan contrarreloj en busca supervivientes

Tamaño de texto Aa Aa

Los expertos no descartan nuevas réplicas. El violento terremoto que anoche sacudió Japón se ha cobrado la vida de al menos nueve personas y ha dejado más 900 heridos en el sur del país, de los cuales medio centenar se encuentra en estado crítico.

El temblor alcanzó los siete grados en la escala de Richter y estuvo seguido por más de un centenar de réplicas. El epicentro se localizó en la región de Kumamoto. Los equipos de rescate temen que bajo los escombros aún queden víctimas sepultadas.

“Rogamos por las almas de los fallecidos”, reaccionaba consternado el primer minsitro Shinzo Abe. “El gobierno hará todo lo posible para ayudar a la población afectada y encontrar con vida a los supervivientes que pudieran encontrarse atrapados. La prioridad ahora es garantizar la seguridad de toda la ciudadanía”.

Más de 40.000 personas han sido evacuadas y 15.000 viviendas se encuentran sin electricidad. La central nuclear de Sendai, que se encuentra a unos 120 kilómetros al sur del epicentro, no ha sufrido en principio ningún desperfecto.

Este terremoto es el primero que alcanza los siete grados desde el que provocó el devastador tsunami de 2011 y el accidente en la central de Fukishima.

El gobierno ha desplegado más de 3.000 efectivos en la región siniestrada para socorrer a los afectados.