Última hora

Última hora

La crisis económica del grupo Estado Islámico

Fue calificado como el grupo terrorista más rico de la historia. En 2014, los servicios secretos estadounidenses estimaban que el grupo ingresaba

Leyendo ahora:

La crisis económica del grupo Estado Islámico

Tamaño de texto Aa Aa

Fue calificado como el grupo terrorista más rico de la historia. En 2014, los servicios secretos estadounidenses estimaban que el grupo ingresaba alrededor de tres millones de dólares diarios.

Su principal fuente de financiación eran las refinerías de petróleo que tenían bajo su control, así como el dinero que ingresaban por el cobro de secuestros y tráfico humano.

Sin embargo, en los últimos meses los yihadistas han ido perdiendo terreno, enclaves estratégicos y recursos.

Los bombardeos llevados a cabo por Estados Unidos y Rusia han provocado un descenso de su producción de crudo, de 33.000 barriles al día a 21.000.

Según un informe de la consultora especializada en seguridad IHS, sus ingresos han descendido cerca de un 30% desde mediados de 2015, lo que ha llevado al grupo a buscar fuentes de financiación alternativas: aumento de impuestos en sus territorios controlados y creación de nuevas formas de recaudación como el pago de multas para evitar castigos corporales y peajes para salir de las ciudades.

Estas medidas son ahora su principal fuente de financiación, un 50%, mientras que el 43% procede de la venta de petróleo a regiones de la zona. El resto procede de donaciones, tráfico de drogas y venta de electricidad, siempre según la información que maneja IHS.

El autodenominado Estado Islámico ha perdido más de un 20% de su territorio en los últimos 15 meses, lo que significa que en vez de controlar a nueve millones de personas lo hace a seis y, por lo tanto, cobra menos impuestos.

Algunos analistas aseguran que su sueño de crear un califato entre Siria e Irak se desvanecerá en uno o dos años.