This content is not available in your region

Chernóbil: el escalofriante relato de los afectados

Access to the comments Comentarios
Por Euronews
Chernóbil: el escalofriante relato de los afectados

<h3>Natalia Manzurova</h3> <p>“Me llamo Natalia Manzúrova, soy de los Urales, Ekaterimburgo, y he vivido en una ciudad secreta cerca de Cheliábinsk, Ozyorsk. Soy científica, radiobióloga. Durante 10 años trabajé en el instituto de biología molecular y radiología. Estudiamos los primero efectos radiológicos de la explosión nuclear de Cheliábinsk en 1957, así como las consecuencia ambientales. En 1986 casi todos los miembros de nuesto equipo fueron enviados a Chernóbil”.</p> <h3>Nadejda Kutepova</h3> <p>“Soy Nadejda Kutepova, directora de la <span class="caps">ONG</span> “El planeta de la esperanza” de Ozyorsk, en la regióde Cheliábinsk. En los últimos 15 años he trabajado por los derechos humanos, y ahora soy refugiada política en Francia”.</p> <h3>Oleg Veklenko</h3> <p>“Me llamo Oleg Vetlenko, tengo 65 años. Hace 30 años estuve en Chernóbil, formé parte de la operación de rescate de la catástrofe in situ desde el 2 de mayo al 3 de junio de 1986”.</p> <p>“Las oficinas de reclutamiento escogieron gente para ir a limpiar Chernóbil, no hubo voluntarios. Y esta gente no tenía una preparación correcta o especial. Quizá alguno había servido en la unidad química del ejército pero nadie estaba preparado para esa catástrofe. Y no entendían adónde iban, no se dieron cuenta del peligro que corrían, al menos los que estaban conmigo, yo mismo, no lo sabíamos”.</p> <a data-flickr-embed="true" data-footer="true" href="https://www.flickr.com/photos/euronews/albums/72157667294549386" title="Chernobyl pictures by a liquidator"><img src="https://farm2.staticflickr.com/1698/26541323395_6ca6a586a8_z.jpg" width="606" height="422" alt="Chernobyl pictures by a liquidator"></a><script async src="//embedr.flickr.com/assets/client-code.js" charset="utf-8"></script> <h3>Natalia Manzurova y Nadejda Kutepova</h3> <p>“En 1986, tenía 14 años, nos habían dicho que no podríamos ir a los campamentos para niños de la zona porque todos estaban llenos. Y solo muchos años después, cuando era ya activista entendí lo que pasó en 1986 en Chernóbil, la escala de la catástrofe y el peligro para los niños”.</p> <p>“El régimen declaró en mayo que estaba prohibido hablar de la dosis de radiciación, sobre las enfermedades que causaba y cuánta gente había sufrido por ello. Creo que es un crimen enorme, porque los responsables en todas las administraciones quería exonerarse de sus responsabilidades sobre el desastre pasándosela a los que fueron a ayudar”.</p>