Última hora

Última hora

Aumenta el rechazo al TTIP en Europa y en Estados Unidos

El Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones (TTIP) que negocian Estados Unidos y la Unión Europea desde 2013, suscita cada vez más rechazo en

Leyendo ahora:

Aumenta el rechazo al TTIP en Europa y en Estados Unidos

Tamaño de texto Aa Aa

El Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones (TTIP) que negocian Estados Unidos y la Unión Europea desde 2013, suscita cada vez más rechazo en la sociedad civil. Esta manifestación contra el Tratado en la ciudad alemana de Hanover el sábado, ilustra la aversiàon presente en ambas orillas del Atlántico. Hoy sólo el 17% de los alemanes y el 15% de los estadounidenses piensan que es positivo, contra el 50% en 2014 según un sondeo de la fundación Bertelsmann.

La principal razón de esta desconfianza es la opacidad de las negociaciones, llevadas a cabo por expertos en el secreto más absoluto. La duodécima ronda comenzó aquí, en Bruselas, en el seno de la Comisión Europea el pasado 22 de febrero, z las negociaciones continúan este lunes en Nueva York, pero no habrá comunicado hasta que el acuerdo no sea cerrado por las dos partes.

Sólo se sabe que los principales capítulos se refieren en primer lugar la abolición de los derechos aduaneros, cuyos sectores más afectados son el agroalimentario y el del automóvil y otros vehículos.

Se trata también de armonizar las normas y las regulaciones para facilitar el comercio transatlántico, evitando que el mismo producto, por ejemplo un automóvil, pase dos veces pruebas de seguridad.

El acceso a los mercados públicos es otro de los apartados del mandato de negociación, pero también en este caso hay que conseguir armonizar la reglamentación para que las empresas puedan concurrir; los europeos piden que del lado estadounidense no sea sólo a nivel federal, sino también de los estados.

Uno de los asuntos más polémicos se refiere al mecanismo de resolución de las disputas entre las empresas y los Estados, ya que otorga a las empresas el derecho de llevar a los Estados ante un tribunal arbitral internacional si consideran que se han perjudicado sus intereses.

El Centro Internancional para la resolución de disputas relativas a las inversiones depende del Banco Mundial, cuya sede está en Washington.

También es controvertida la ratificación del tratado. En Europa corresponde al Parlamento Europeo y sólo a los Parlamentos nacionales si se incluyen disposiciones diferentes de las puramente comerciales.