Última hora

Última hora

Las presidenciales austriacas castigan al bipartidismo en su apoyo a la ultraderecha

En Austria, el triunfo de la extrema derecha en la primera vuelta de las elecciones presidenciales con un 36% de los votos ha despertado una crisis

Leyendo ahora:

Las presidenciales austriacas castigan al bipartidismo en su apoyo a la ultraderecha

Tamaño de texto Aa Aa

En Austria, el triunfo de la extrema derecha en la primera vuelta de las elecciones presidenciales con un 36% de los votos ha despertado una crisis en el país y se considera como un claro castigo al bipartidismo.

Desde la tribuna política, algunos piden la dimisión del canciller Werner Faymann, cuyo partido socialdemócrata gobierna en una gran coalición con el partido conservador.

Alexander Van der Bellen, antiguo líder de los Verdes, que solo logró un 21,3% de los votos, representa ahora la esperanza contra la ultraderecha en Austria.

El candidato independiente tendrá que aglutinar a todos los sectores sociales, sean de centro, izquierda o conservadores, para enfrentarse a la ultraderecha del FPÖ. Y evitar que el derechista Norbert Hofer se consagre nuevo presidente austríaco en la segunda ronda electoral del 22 de mayo.

Norbert Hofer, de 45 años de edad, representa la cara amable del partido euroescéptico y con tintes xenófobos FPO, que está en contra de la
inmigración, el Islám y la Unión Europea en un país que el año pasado acogió a 90.000 refugiados.

La victoria de la ultraderecha en Austria ha sido celebrada por los líderes de la extrema derecha europea que como Marine Le Pen o Marion Marechal Le Pen, del Frente Nacional francés.

Parecidas expresiones de satisfacción han sido publicadas a través de twitter por el holandés Geert Wilders, líder del partido antimusulmán PVV y del italiano Matteo Salvini de la Liga Norte.

Frauke Petry, del partido derechista alemán AfD, evoca en su tuit el anticipo a un cambio positivo para Europa.