Última hora

Última hora

Las nuevas drogas de diseño inundan el mercado en Europa

Se conocen como ‘legal highs’ en inglés o ‘nuevas sustancias psicoactivas’ . Son las llamadas drogas de diseño legales o drogas sintéticas y su

Leyendo ahora:

Las nuevas drogas de diseño inundan el mercado en Europa

Tamaño de texto Aa Aa

Se conocen como ‘legal highs’ en inglés o ‘nuevas sustancias psicoactivas’ . Son las llamadas drogas de diseño legales o drogas sintéticas y su consumo está en pleno auge en Europa. Se pueden comprar legalmente, sobre todo a través de internet e imitan los efectos de drogas ilegales como el cannabis, la heroína, la cocaína y el éxtasis. Sin embargo sus efectos son incluso más peligrosos. Cada año, más de 100 nuevas sustancias aparecen en Europa sin ser detectadas.

Punto de vista

Más de 100 nuevas sustancias aparecen cada año en Europa sin ser detectadas

El año pasado esta nueva generación de drogas costó la vida a 115 personas en Reino Unido, país que ya está aprobando una norma para prohibir estas sustancias inspirándose en la ley de sustancias psicoactivas de 2010 irlandesa.

Hace un año Adam Owens fue encontrado muerto fuera de una casa cerca de Belfast donde consumía ‘legal highs’. Y aunque eran drogas legales, también eran letales.

“Me di cuenta de que Adam estaba consumiendo drogas sintéticas alrededor de un año y medio antes de que muriera y me enteré porque encontré un paquete en su habitación, debajo de su almohada. Cuando fui a su habitación, encontré vómito por toda su cama y por todo el suelo… y era vómito negro. Fue algo que me destrozó porque me di cuenta de que mi hijo era en realidad un drogadicto y yo no tenía ni idea”, cuenta su madre Adele Wallace.

Adele vive en Belfast. Nos cuenta que Adam podía obtener fácilmente estas sustancias porque en Irlanda del Norte, como en todo el Reino Unido, todavía es legal. Se venden en los ‘head shops’ o tiendas especializadas cannabis, en la calle, pero especialmente en Internet. Ahora, Adele intenta prevenir a los jóvenes sobre el uso de estas drogas.

“De hecho lo mido deliberadamente como un gramo y medio de azúcar glas”, dice mostrándonos una bolsa de plástico con polvo blanco en su interior, “esto es azúcar glas así que no es nada siniestro. Y como puedes ver es una cantidad minúscula en realidad. Y la razón por la que lo hice fue para hacer ver claramente a los jóvenes en los colegios que un gramo y medio de esto es la cantidad de drogas sintéticas que mi hijo consumió aquella noche, compartida con otras dos personas… era tan tóxica incluso para tres personas, que se llevó la vida de mi hijo con 17 años”, explica Adele.

¿Qué continenen las ‘legal highs’?

Unas imágenes de las cámaras de vigilancia proporcionadas por la policía británica, donde se ve a varias personas bajo los efectos de las NSP, hicieron saltar la alarma sobre los peligrosos efectos de estas drogas, y sobre el creciente número de muertes causadas por drogas de diseño en el Reino Unido, que pasó de 4 en 2009 a 115 el año pasado.

Se dice que estas nueva generación de drogas sintéticas imitan los efectos de la cocaína, la heroína, el éxtasis y el cannabis entre otras. Unas sustancias que han inundado el mercado europeo y que son una auténtica pesadilla para las autoridades antidroga.

“K2 Black Edition”, “Fury Extreme”, “Pink Panthers”, “Happy Joker Blueberry”, “MXE”. Todas ellas son drogas de diseño pero no se sabe qué hay dentro de ellas y sobre todo en su envoltorio se puede leer “no apto para consumo humano”

Averiguar qué componente químico contienen estas llamadas ‘legal highs’ es lo que hace Stephen Bell en la Universidad de Queen de Belfast.

Él y su equipo de químicos han creado un nuevo método rápido para identificar estas sustancias psicoactivas.

“El método que hemos desarrollado consiste esencialmente en tratar de identificar componentes químicos al ver su frecuencia de vibración. Básicamente cada compuesto químico vibra de una manera diferente porque tienen una composición diferente. Así que esto es como una especie de huella química”, explica Stephen Bell mostrando los resultados en un ordenador.

“Pero esto también nos permite encontrar rápidamente aquellos que no hemos visto antes, los nuevos que están llegando al mercado y son potencialmente peligrosos porque no los vimos antes. Llamar a estas drogas ‘legal high’s es una terrible equivocación. En primer lugar porque no son legales, muchos de los componentes y sustancias que contienen están prohibidos y por lo tanto simplemente no son legales. Y nunca han sido probadas por nadie. Esto es simplemente un enorme experimento, donde se está alimentando a los jóvenes con estas cosas esperando que no hagan ningún daño”, añade.

¿Cómo detener estas sustancias? Nueva ley en Reino Unido

¿Pero cómo detener este llamado experimento de las nuevas drogas sintéticas?

El gobierno británico ha aprobado una ley general para prohibir estas nuevas sustancias psicoactivas que podría entrar en vigor en mayo. Cualquiera que venda estas sustancias puede enfrentarse a siete años de prisión.

Se tomará como modelo la ley de sustancias psicoactivas de la República de Irlanda, que se introdujo en 2010. Una ley que en Dublín no ha estado exente de polémica.

Martin McHugh es un ex adicto que consumía cannabis, heroína, cocaína y éxtasis. Pero ninguna de ellas le “preparó” para lo que vino después.

“Empecé a consumir ‘legal highs’ primero cuando empezaron a estar disponibles en las tiendas del centro de la ciudad. Después cuando las tiendas cerraron aún podías conseguirlas. Rápidamente estuvieron disponibles en la calle. Venían de internet o del Reino Unido”, recuerda Martin.

“¿Cuáles eran los efectos de las ‘legal highs’?”, pregunta la reportera de euronews, Valerie Zabriskie.

“Los síntomas que yo tenía eran paranoia severa, sientes como un hormigueo en tu piel, podía estar colocado entre 36 y 72 horas y ningún inhibidor conseguiría bajar el efecto”,

Martin ni siquiera sabe decir por qué continuó tomando estas drogas. “Porque soy un adicto”, lamenta.

Los limites de la legislación

Tim Bingham ha investigado los efectos que las sustancias psicoactivas prohibidas han tenido en el consumo de drogas en Irlanda.

Nos explica que mientras la ley cerró los ‘head shops’, internet sigue siendo el mejor centro de compra y venta.

Tim nos muestra en su tableta una de estas páginas que venden ‘legal highs’ y nos enseña los diferentes tipo y cómo adquirirlas: “Aquí tenemos hierba K2. Se vende por 7,95 libras. Tienes diferentes tipos, puedes comprar un gramo, tres gramos, tienes de seis gramos. Vamos a coger dos paquetes de este. Puedo obtenerlo ahora. No necesitas registrarte ni nada. Simplemente puedes obtenerlo anonimamente y te lo envían a casa al día siguiente”, señala Tim.

“Estos productos se pueden comprar en internet porque los servidores no están registrados en Irlanda. Así que, ahí dónde están estos servidores, y dónde están basadas estas páginas web, no es ilegal vender estos productos. Sabemos que la gente todavía los suministra porque nuestra encuesta sobre empleo juvenil del año pasado demostró que un 19% de los estudiantes encuestados lo habían adquirido por sí mismos o a través de amigos”, añade.

Más de 100 nuevas sustancias aparecen cada año en Europa

Barato, legal y con un envoltorio atractivo. Aquí, en Monaghan, cerca de la frontera con Irlanda del Norte, el cannabis sintético se ha convertido en la droga número uno entre los adolescentes de hasta 13 años.

Packie Kelly trabaja en un centro familiar en esta ciudad que atrajo todos los focos el año pasado cuando dos personas murieron por las ‘legal highs’.

Dice que la prohibición no ha conseguido detener por completo el flujo de drogas sintéticas en el mercado.

“Hemos recogido algunas de los envoltorios de estas drogas y tenemos muchos, muchos tipos.
Los consumidores de heroína nos han contado que preferirían consumir heroína de forma regular que consumir esto. Todas estas sustancias fueron encontradas en diferentes arrestos o investigaciones de la policía en Irlanda y hasta ahora no ha habido ninguna acusación por posesión. Así que, actualmente la legislación que tenemos en Irlanda no sirve para este propósito” se lamenta Packie.

Cuando la ley entre en vigor, los ‘head shops’ en el Reino Unido podrían pasar a ser cosa del pasado.

Pero los críticos creen que el problema no va a desaparecer tan fácilmente. Más de 100 nuevas sustancias aparecen cada año en Europa sin ser detectadas.

“Cuando fui a hacerme un test de heroína a mi clínica para conseguir metadona, el resultado salió positivo en anfetaminas y cocaína y ni siquiera había consumido ninguna de estas sustancias, sólo tomé ‘legal highs’. Pero poco después, ya no apareció más porque se reveló que era esta nueva droga sintética que no aparece ni en la sangre ni en la orina. Así que, lo llaman las nuevas drogas de diseño. La gente tiene efectos negativos y acaba en el hospital. No podrían dictaminar nada por abuso de drogas porque no se encuentra nada”, recuerda Martin McHugh.

Adele Wallace, la madre de Adam se siente asqueada: “¿Cómo algo que es tan mortal, repugnante y tóxico que está matando a chavales puede ser clasificado como legal? Y a adultos también, porque no hay diferencia de clases entre la gente que consume estas drogas. Pero los chavales especialmente son más vulnerables porque caen dentro pensando que están a salvo porque lo llaman legal y esto me repugna”.