Última hora

Última hora

Hamimin: Un centro de reconciliación en pie de guerra

Esta es la base aérea rusa de Hamimin en Latakia, Siria. Desde febrero se ha convertido en el centro de control del alto el fuego entre Damasco y la

Leyendo ahora:

Hamimin: Un centro de reconciliación en pie de guerra

Tamaño de texto Aa Aa

Esta es la base aérea rusa de Hamimin en Latakia, Siria. Desde febrero se ha convertido en el centro de control del alto el fuego entre Damasco y la oposición, aunque ahora, se ha centrado en la conmemoración del final de la 2ª Guerra Mundial.

Tras la tregua parcial acordada por Estados Unidos y Rusia en la madrugada del jueves, una calma relativa reina en las zonas más críticas del país, como en Alepo.

“Es necesario lograr una calma relativa aunque sea a corto plazo, para recuperar de alguna manera el proceso de reconciliación que está siendo minado de diversas maneras por el Frente Al-Nusra, muy activo en la región, dijo Igor Konashenkov, portavoz del Ministerio de Defensa ruso.”

El Frente Al-Nusra, que no respeta el acuerdo de tregua, habría lanzado este miércoles varios obuses contra la ciudad de Alepo.

Este centro ruso para la reconciliación en Siria, junto con su equivalente estadounidense, recogen supuestamente datos sobre las violaciones del alto el fuego.

“Los empleados del centro trabajan en contacto directo con las partes en conflicto. Observan sobre el terreno y recogen información procedente de las tropas gubernamentales y de la oposición. Intercambiamos información con EE.UU. Recibimos y procesamos muchos datos procedentes de las tropas rusas sobre la situación en Siria, declaró Sergey Kuralenko, jefe de este centro de reconciliación en Siria.”

Sin embargo, a pesar de los esfuerzos diplomáticos, las últimas tentativas para instaurar una tregua en Alepo han sido un fracaso. En la ciudad, al menos unas 300 personas han perdido la vida, en su mayoría civiles, en solo dos semanas.

Mientras, las tropas del régimen de Al Asad
tienen su propia versión de la situación.

“En Alepo, la situación se ha degradado mucho por culpa del Frente Al-Nusra que no quiere que haya paz y seguridad en este país, ni tampoco en Alepo, al estar cerca de la frontera turca. Turquía no quiere que haya paz en Siria y es parte del problema porque apoya al Frente Al-Nusra y a organizaciones terroristas como el Dáesh. Turquía les facilita armas y abre sus fronteras. Igual que Arabia Saudí, que tampoco quiere que haya paz en Siria, considera el general sirio Hussam Maalla. Nosotros, sin embargo sí que queremos la paz, junto al pueblo sirio queremos que se acabe esta guerra.”

El comando ruso afirma que las incursiones de sus cazabombarderos se han reducido por diez desde el cese de las hostilidades.

Pero, la retirada de las tropas rusas, anunciada oficialmente a mediados de marzo por Vladímir Putin, se ha visto limitada. Los militares afirman que unos 30 aviones y helicópteros habrían regresado a Rusia. Aunque se desconoce el número exacto de los que quedan.

“La tregua parcial en Siria ha permitido desmovilizar a una parte de la flota aérea. Sin embargo, si la situación cambia, los aviones podrían regresar de forma inmediata.”

Un reportaje de Denis Loctier.