Última hora

Última hora

Curando los traumas del exilio

En esta tranquila calle de Milán, se encuentra el Centro Psicosocial del Hospital de Niguarda. Su servicio de etnopsiquiatría acoge a unos 300

Leyendo ahora:

Curando los traumas del exilio

Tamaño de texto Aa Aa

En esta tranquila calle de Milán, se encuentra el Centro Psicosocial del Hospital de Niguarda.

Su servicio de etnopsiquiatría acoge a unos 300 refugiados y solicitantes de asilo.

Jawan Kais es de origen kurdo. Huyó de Siria por motivos políticos hace 15 años.

Lejos de su familia, refugiada en Turquía, él vive en un centro de acogida de la ciudad. Y ha perdido la esperanza de encontrar trabajo.

“Me siento como si me hubieran enterrado vivo. Se lo juro: ¡Enterrado vivo! Echo de menos mi país… Habrá que tener paciencia. También me acuerdo mucho de mi madre. Europa me ha decepcionado tanto…”

Jawan encontró aquí el apoyo necesario para no hundirse. Los métodos terapéuticos están adaptados a las especificidades de los pacientes extranjeros. Los psiquiatras y psicólogos cuentan con mediadores culturales.

Istarlin Abdulle Yusuf es mediadora cultural y asiste hoy a una joven somalí que fue víctima de abusos y torturas en las cárceles libias tras haber huído de su país. Los mediadores hacen de intérpretes y consiguen ganarse la confianza de los pacientes.

“Cuando intervenimos los mediadores, hombres y mujeres que trabajamos aquí, con nosotros los refugiados se sienten bien acogidos y hablan abiertamente de todos sus problemas.”

Así resulta más sencillo establecer un diagnóstico y un tratamiento adecuado.

Psicólogos, médicos, psiquiatras y asistentes sociales trabajan juntos para comprender la realidad de quienes acuden a este centro psicosocial.

Además, al estar en relación con los servicios de la ciudad, centros de acogida y organizaciones humanitarias, les acompañan también en el difícil proceso de integración.

Carlo Pagani es el Director del Centro Psicosocial del Hospital de Niguarda:http://www.ospedaleniguarda.it/news/leggi/etnopsichiatria-perche-la-cultura-non-e-vestito.

“Nos hacemos cargo del diagnóstico integral.
Ya sea desde el punto de vista de los problemas mentales o de las enfermedades físicas con las que también nos encontramos. Pero además nos encargamos de la asistencia social, porque esas personas no suelen tener este tipo de apoyo.”

Este taller refuerza el proceso terapéutico en el que participa todo un equipo miltidisciplinar.Talleres como éste tienen por objetivo liberar las emociones que a veces son difíciles de expresar con palabras.

Eleonora Bolla, artista terapeuta, les ayuda a expresarse por otras vías.

“Los recién llegados suelen tener tendencias depresivas. Al principio apenas se expresan con dibujos en blanco y negro y sólo después comienzan a pintar con colores.”

Guerra, tortura, miseria… muchos son los sufrimientos del exilio. A veces puede ser una experiencia traumática en el país de origen, o durante el viaje a Europa. En muchos otros casos el sufrimiento está relacionado con las condiciones de vida. Empezar de cero es difícil, pero no imposible.

“En general, la capacidad de resiliencia, es decir la capacidad que tienen para superar la crisis, es muy grande en las personas que han pasado por mil dificultades. Y que sin duda seguirán afrontando muchas más, prosigue el Doctor Carlo Pagani. Porque es difícil saber cuando se terminará el viaje. Para estas personas, a veces es una Odisea que dura para siempre.”