Última hora

Última hora

El Festival de Cannes es "the place to be", Thierry Frémaux

El Festival de Cannes comienza muy pronto. Una edición donde las estrellas del cine estarán presentes de forma masiva, según Thierry Frémaux

Leyendo ahora:

El Festival de Cannes es "the place to be", Thierry Frémaux

Tamaño de texto Aa Aa

El Festival de Cannes comienza muy pronto. Una edición donde las estrellas del cine estarán presentes de forma masiva, según Thierry Frémaux, director del festival de cine más importante del mundo. La última parada, antes de pasar a la alfombra roja, es el Instituto Lumière, en Lyon. Thierry Frémaux es su director.

Frédéric Ponsard/euronews: Podríamos comparar su trabajo en Cannes al de un entrenador de fútbol, – sabemos que usted es un gran fan de este deporte -, ya que debe seleccionar películas como escogería jugadores. ¿Cómo hace esta selección cada año?

Thierry Frémaux, director del Festival de Cannes: Sí, el proceso no es tan fácil. En primer lugar, vimos en total 1800 películas, – no voy a decir que todas eran formidables -, pero de las 1800, hay 200 o 300 que logran pasar a la selección oficial de 50 películas. Hay 21 en competición, también hay una selección llamada “Un Certain Regard” (Una cierta mirada) y hay muchas películas que nos gustan pero que no podemos seleccionar y es triste.

Además, hay mucha gente a la que no podemos invitar, ese es otro punto negativo. A menudo nos critican y nos reprochan que siempre somos los mismos. Se podría, por ejemplo, decir de manera divertida, que vemos 1800 películas y siempre están Ken Loach, los hermanos Dardenne y Woody Allen. Es cierto que debemos seguir siendo fieles con algunos directores, y es también cierto que ellos deben estar en la cima, pero deben ser los mejores si están dentro de la selección oficial. Y, por supuesto, hay que reservar un lugar para la generación más joven.

Frédéric Ponsard: Durante el anuncio de la selección en Cannes, usted dijo que éste sería el año de las estrellas.

Thierry Frémaux: Sí. Digamos que no es solo por el hecho de que las estrellas estarán en Cannes, sino porque aparecen en las películas. Hoy en día somos estrellas por cualquier cosa. Presentamos el tiempo en la televisión y nos volvemos estrellas, sales en un programa de telerrealidad y ya eres una estrella. George Clooney y Julia Roberts aparecen en la película de Jodie Foster, una gran actriz que también es directora de cine. También hemos visto a Marion Cotillard trabajando con Xavier Dolan, el jóven prodigio del Quebéc, y está Nicole Garcia que dirige y también es actriz. Lo mismo ocurre con Kristen Stewart que tiene el rol principal en la película de Woody Allen, ella recibe un salario bajo, como sucede con todos los actores que trabajan con él. Stewart aparece también en la película de Olivier Assayas en la que interpreta a una americana en París que está siempre conectada a su teléfono. Todas estas personas estarán en el festival porque trabajaron en las películas. Lo que hacemos nosotros, es ante todo la selección de los filmes.


Biography: Thierry Frémaux

  • En 1983 comienza a trabajar en el Instituto Lumière en 1983
  • En 1995 pasa a ser Director
  • Festival de Cannes: Director artístico desde 2000 y Director del Festival desde 2007
  • Desde 2009 organiza el Festival Lumière en Lyon. Último galardonado: Martin Scorsese

Frédéric Ponsard: Varios no asistirán este año, como Scorsese y Kusturica. ¿No pudieron ver la película de este último?

Thierry Frémaux: Las películas de ambos aun no están listas. El filme de Scorsese será presentado en diciembre de este año. A él no hay que darle demasiado tiempo para la post-producción porque se aprovecha! Y pasa lo mismo con Kusturica que tardó 3 o 4 años para hacer su película. Ya me mostró una versión muy larga y está trabajando en el montaje. Tal vez la veremos en otoño.

Frédéric Ponsard: ¿Qué hace que Cannes sea el festival más mediatizado, más glamuroso y el más grande del mundo?

Thierry Frémaux: El Festival de Cannes se basa en 4 pilares: en primer lugar, se basa en los autores, es decir, en el cine. Hay una credibilidad artística. Vamos a Cannes para ver lo mejor del momento, no vamos a decir que lo mejor del año, porque – como ya dije sobre Scorsese y Kusturica -, no todo está listo para las fechas del Festival. Luego está el glamur, de lo que ya hablamos.

Después está la industria cinematográfica. La gente no viene sólo para ir a la playa o para ver películas, viene a trabajar. Compradores, vendedores, distribuidores, productores, directores…es un gran número de personas que vienen porque es su trabajo.

Y luego está la prensa que también es la que hace un equilibrio durante el evento. Es un tipo de prensa que se interesa, por supuesto, en la alfombra roja, pero también en el resto. Nuestro trabajo es básicamente todo esto. Cannes es definitivamente “The place to be” (el lugar en donde hay que estar).

Frédéric Ponsard: Cada año hay grandes tendencias. Este año, de las 21 películas en competición, 14 provienen del viejo continente.

Thierry Frémaux: La pregunta que hay que plantearse hoy en día es: ¿El cine sigue siendo lo más importante, cuando las series de televisión e Internet lo son igualmente?. Una serie de televisión también utiliza el lenguaje cinematográfico. En cambio, el lenguaje puro de la televisión es la información, cuando hay un directo, el fútbol, etc. Sin embargo, la pregunta de “ir al cine” surge de nuevo. En china, economía emergente, cada semana se abren docenas de salas de cine. Este año y en 2015, este país se convirtió en el primero en el mundo con la mayor taquilla. Cuando la economía de un país está emergiendo, el cine se vuelve algo importante.

Frédéric Ponsard: Volvamos al Festival. ¿Cómo es el día a día? Usted tiene una de las mejores posiciones para ver a los miembros del jurado, los artistas, ¿cómo es una jornada de trabajo para el director del Festival?

Thierry Frémaux: Llego a mi oficina a las 9 de la mañana. A las 10 comienza la recepción de los primeros equipos para las ruedas de prensa y las fotos. Luego hago la presentación de las películas. Esto es importante porque son nuestros invitados y hay que recibirlos bien. Y después tengo un montón de reuniones con delegaciones extranjeras.

Veo a los miembros del jurado y curiosamente no hablamos en ese momento de la selección, hablamos de cosas más someras. A medio día, junto a Pierre Lescure, presidente del Festival, recibimos a los invitados que pueden ser artistas o profesionales. Finalmente, en la noche hay una fiesta y el paso por la alfombra roja. Durante la celebración, en general me voy a dormir antes de las 3 de la mañana. Hay que dormir por lo menos 5 horas, porque si duermes menos, al siguiente día es difícil tener las ideas claras.

Frédéric Ponsard: Cannes es sinónimo de glamur, pero desde hace unos años tiene un toque más rock and roll, por ejemplo, cuando vimos a Bono. Este año estará Iggy Pop, hay un documental sobre él hecho por Jim Jarmusch, y también habrá un tributo a Prince. ¿Fue idea suya de hacer esto para el Festival?

Thierry Frémaux: La música es un factor importante. Hay un vídeo magnífico de los créditos del Festival hecho con el “Carnaval de los Animales” de Saint-Saëns. Desde hace algunos años, hemos promovido varias iniciativas: conciertos en la playa y en las escaleras de la alfombra roja. U2 vino para celebrar los 60 años del Festival y cantó algunas canciones para una gran multitud. Iggy Pop vendrá este año, eso es cierto. Y el homenaje a Prince y Bowie aún lo estamos planeando.

Frédéric Ponsard: Y para terminar, usted está en la dirección del Festival desde hace 15 años, ¿cuál es el mejor recuerdo que tiene?

Thierry Frémaux:
Acostumbro a decir que mi mejor recuerdo es siempre el primero. Fue la película “Moulin Rouge”, de Baz Luhrmann. Tuve mi primera alfombra roja con Nicole Kidman, con quien nos hicimos buenos amigos y nos vemos siempre durante el Festival. Pero, no sólo hay buenos recuerdos, también los hay malos. La historia del cine es un lugar en donde hay altos y bajos, y eso también hace parte de la belleza de las cosas, como la vida que no está hecha sólo de buenos momentos. A veces, los tiempos difíciles también son parte de los momentos más importantes.