Última hora

Última hora

Victorias inesperadas en la primera jornada del Grand Slam de Bakú de judo

Pedro Lasuén, enviado especial de euronews: “Los judocas piensan en una cosa y solo en una cosa: Río de Janeiro. El Grand Slam de Bakú es la última

Leyendo ahora:

Victorias inesperadas en la primera jornada del Grand Slam de Bakú de judo

Tamaño de texto Aa Aa

Pedro Lasuén, enviado especial de euronews: “Los judocas piensan en una cosa y solo en una cosa: Río de Janeiro. El Grand Slam de Bakú es la última oportunidad para los rezagados y para los que quieren ser cabezas de serie en los Juegos Olímpicos. ‘Grand Slam’ significa 500 puntos para cada ganador, o lo que es lo mismo, un billete de avión con destino a Brasil casi asegurado. Por eso hay tantos inscritos; 449 en total. 280 hombres y 169 mujeres. Y todos, con el cuchillo entre los dientes”.

La jornada inaugural del Grand Slam de judo de Bakú tuvo protagonistas inesperados. Con la vista puesta en los Juegos Olímpicos, los principales favoritos no corrieron riesgos. Cuanto más se acerca la cita olímpica, mayor es el miedo a quedarse fuera por lesión.

El ruso Mikhaïl Pulyaev recibió de manos del presidente de la federación azerí de judo, Rovnag Abdullaye su merecida recompensa.

29 segundos. Ese es el tiempo que duró el combate en la final de -66 kg. El dos veces subcampeón del mundo, se colgó el oro tras ganar por ippon al kazajo Azamat Mukanov. Una categoría en la que una de las grandes esperanzas de medalla en los Juegos para España, Sugoi Uriarte ganó el bronce al derrotar al italiano Fabio Basile.

La única medalla de la jornada que obtuvo un judoca local fue el otro bronce disputado en -66 kg. Ante un público entregado, el azerí Tarlan Karimov derrotó al belga Kenneth Van Gansbeke por ippon en el tiempo extra.

Y en el cuadro femenino, en la categoría de -57 kg, la vencedora fue Tsukasa Yoshida. La joven judoca japonesa de 20 años, ganadora del último Grand Slam de Tokio, se impuso a Nekoda Smythe Davis gracias a dos yukos y un waza-ari, dejando el marcador de la británica en blanco.

Excelente resultado para la delegación española en la categoría de -48 kg. Julia Figueroa se colgó el oro tras la ausencia de su rival en la final, por lesión. Anteriormente la cordobesa se deshizo de una de las mejores judocas del momento, la kazaja Otgontsetset Galbaddrakh.

La sorpresa de la jornada fue la pronta eliminación del cabeza de serie número 1 en -60 kg, el azerí Orkhan Safarov. El judoca local, principal favorito al triunfo, cayó ante el joven japonés Ryuhu Nagayama. Para Nagayama esta era su primera participación en un torneo senior.

Y la acción de la jornada tuvo como protagonista a Diyorbek Urozboev. El judoca uzbeko fue el autor de este magnífico ippon a Yu Kin Ting en -60 kg.