Última hora

Así se fabrica la preciada agua de rosas

Cada año, de abril a mediados de mayo, toca la cosecha de las rosas para que en Qamsar se produzca un líquido mundialmente apreciado, el agua de

Leyendo ahora:

Así se fabrica la preciada agua de rosas

Tamaño de texto Aa Aa

Cada año, de abril a mediados de mayo, toca la cosecha de las rosas para que en Qamsar se produzca un líquido mundialmente apreciado, el agua de rosas. A esta localidad de la provincia de Isfahan se la denomina la capital de las rosas y no es para menos pues se produce gran parte de las 26.000 toneladas de agua de rosas que destila el país al año.

“Llegamos al jardín a las 5 de la mañana y trabajamos hasta la tarde. Distribuimos las flores después de pesarlas y nos las llevamos a Qamsar para hacer el agua de rosas”, decía uno de los recolectores.

La fabricación de tan preciado líquido es casi artesanal.

“Metemos 30 kilos de flores y 70 litros de agua en recipientes de cobre y los tapamos. Luego hervimos el contenido durante cuatro horas y el vapor va a unos contenedores con agua fría para producir unos 40 litros de agua de rosas”, apuntaba Ali Mazroomi, productor de agua de rosas.

Además de la exportación el mercado local es importante ya que una mujer iraní utiliza de media unos 22 frascos de perfume al año.

“La auténtica agua de rosas de Qamsar se exporta sobre todo a los países árabes y a Francia. El aceite esencial tiene usos científicos e higiénicos y los franceses lo utilizan básicamente para hacer perfumes y cremas. Se utilizan para perfumes naturales que emplean la esencia de la rosa damascena”, concluía Mohammad Ghannayi, fabricante y distribuidor de agua de rosas.