Última hora

En Brockworth, localidad británica del condado de Gloucestershire, cientos de personas corren detrás de un queso que rueda y rueda por una colina empinada. Algunos están dispuestos a tirarse de cabeza o romperse una pierna. Una tradición centenaria que despierta pasiones y atrae a gente de todo el mundo.

Publicidad
Publicidad

Más No Comment