Última hora

Leyendo ahora:

Movilización Popular, la lucha chií contra Dáesh

internacionales

Movilización Popular, la lucha chií contra Dáesh

Publicidad

Su contribución es decisiva en la batalla por la reconquista de Faluya, en manos de Dáesh. Pero estos hombres no pertenecen al ejército iraquí. Son milicianos de Hashed al Shaabi o Movilización Popular, una coalición formada en su mayoría por chiíes. Su grupo principal es la Brigada Badr, que lleva al imán Hussein por bandera. Pero en Hashed al-Shaabi también hay cristianos, suníes y yazidíes.

A pesar de su jurada enemistad con Dáesh, prefieren ser prudentes a la hora de entrar en uno de sus principales bastiones, Faluya, cuya población es suní.

“Estamos rodeando la ciudad, pero no vamos a entrar en ella”, explica Hadi al Amiri, jefe de la Brigada Badr. “Se trata de una política que hemos adoptado en todas nuestras operaciones en todas las áreas. Nuestra decisión es simplemente la de rodear la ciudad, y solo entraremos en Faluya si las fuerzas iraquíes necesitan nuestra ayuda. En caso de que no consigan limpiar la ciudad, entraremos”.

Al igual que en Tikrit en marzo de 2015 o en Ramadi en diciembre del mismo año, las milicias de Hashed al Shaabi tratan de evitar una confrontación con los suníes a la vez que retoman las posiciones de Dáesh.

Inmediatamente después de la toma de Mosul por parte del grupo yihadista, en 2014, el gran ayatolá Ali al Sistani exhortó al pueblo “a tomar las armas contra los terroristas” y a “defender a su país”.

Miles de voluntarios se apuntaron entonces a los centros de entrenamiento creados especialmente por las autoridades iraquíes para formar las 40 milicias de Movilización Popular. Se estima que el número de milicianos supera los 80.000 hombres.

Tras parar el avance de Dáesh en las afueras de Bagdad, lucharon junto a las fuerzas regulares iraquíes para recuperar Tikrit en marzo de 2015. La mayoría de los 20.000 hombres que tomaron la ciudad donde nació Sadam Hussein eran de las milicias chiíes de Hashed al Shaabi.

En la actualidad, peinan las afueras Faluya con el objetivo de echar definitivamente a Dáesh. Recientemente descubrían unos túneles que los yihadistas usaban para salir de la ciudad, cometer sus atentados y poder ponerse después a salvo.

Faluya fue la primera ciudad tomada por Dáesh, en enero de 2014, y la segunda más grande del país en sus manos. Una vez se recupere este importante bastión, a los yihadistas sólo les quedará Mosul…y el desierto.

En euronews estamos orgullosos de contar con periodistas en todo el mundo listos para presentarles los puntos de vista locales sobre las noticias internacionales. Lea más sobre este tema en la lengua en la que ha sido escrito.

siguiente artículo