Última hora

Los organizadores del festival Rock am Ring de la ciudad alemana de Mendig se han visto obligados a suspender su tercera y última jornada después de que las tormentas eléctricas causaran heridas a 80 personas, ocho de ellas han tenido que ser hospitalizadas. Las autoridades locales les retiraron la licencia ante la previsión de nuevos temporales para evitar males mayores.
Más de 90.000 rockeros han soportado con buen humor la interrupción de la actuaciones del sábado, que duró horas, mientras esperaban que lluvia, rayos y truenos amainaran.

Publicidad
Publicidad

Más No Comment