Última hora

Una feroz tormenta acompañada por una intensa granizada azotó la ciudad de Harbin, al nordeste de China creando el caos en las calles e impidiendo el tráfico.

Bolas de granizo del tamaño de una moneda cayeron sobre Harbin durante 10 minutos el pasado domingo antes de que apareciese una fuerte tormenta que causó inundaciones de hasta 20 centímetros de altura en algunos lugares.

Publicidad
Publicidad

Más No Comment