Última hora

Leyendo ahora:

Brexit: crecen los temores a un posible efecto dominó

internacionales

Brexit: crecen los temores a un posible efecto dominó

Publicidad

El Reino Unido vuelve a ser libre y dueño de su destino. Es al menos lo que dicen los partidarios del Brexit del terremoto que sacude Europa tras el referéndum que marca la salida de uno de sus pesos pesados. Ahora que la suerte está echada, los defensores de un divorcio rápido pretenden sobre todo evitar el contagio a otros países. Nigel Farage, líder del euroescéptico y populista UKIP hablaba ya de ello horas después de conocerse los resultados:
“Un sondeo en Holanda señala que la mayoría de la población quiere irse de la UE, así que tal vez estemos cerca de un Nexit. Y lo mismo sucede en Dinamarca, Suecia y tal vez Austria…e Italia. La UE está hundiéndose, está muriendo.”

El euroescepticismo holandés está efectivamente en boca de todos desde hace unos días. El 47% de los holandeses, según los sondeos, serían favorables a un eventual Nexit. El Partido por la Libertad de Holanda de Geert Wilders (PVV), que encabeza los sondeos para las elecciones de marzo del año que viene, hará de la salida de la UE su principal tema de campaña:
“Creo que el resultado del referéndum es que se sumarán otros países como el mío propio, Holanda, donde la mayoría de la gente quiere el ‘Nexit’ o, al menos, un referendum sobre un posible ‘Nexit’.”

Hace unas semanas, Austria estuvo a punto de tener un presidente de extrema derecha, una orientación política que niegan tajantemente los dos líderes de la formación, el Partido de la Libertad de Austria (FPÖ), pero pese a ello, basaron toda su campaña en la inmigración y en la Unión Europea. El excandidato Norbert Hofer recibió hace unos días a la presidenta del Frente Nacional francés, Marine Le Pen, en liza para las presidenciales de 2017. Tampoco ella oculta sus objetivos en lo que se refiere a la UE:
“Me comprometo a llevar a Francia, mi país por la senda de la libertad, que es la única que conduce también a la grandeza. Viva las naciones libres, viva el Reino Unido y viva Francia.”

Debido a que el riesgo de contagio existe y ya ha enseñado la cara, a los gobiernos europeos no les queda más que complicar la tarea al Reino Unido, según Ian Bond, director de Política Exterior del Centre for European Reform:
“Mucho dependerá de lo que suceda en el Reino Unido. No quieren que el proceso se vea demasiado atractivo en el mundo exterior. Creo que el enfoque Boris Johnson de “estoy a favor del pastel y de comérmelo” no va a calar, porque los líderes europeos van a decir: hay una lección binaria y eso es todo.”

Sobre todo porque otros países no necesariamente bajo el influjo ni de la extrema derecha ni de partidos populistas podrían estar tentados de dejar atrás el club comunitario. Es el caso de Suecia o de Dinamarca, donde la extrema izquierda quiere salir de la UE cuanto antes, los nacionalistas desean renegociar acuerdos y los socialdemócratas exigen reformas.

En euronews estamos orgullosos de contar con periodistas en todo el mundo listos para presentarles los puntos de vista locales sobre las noticias internacionales. Lea más sobre este tema en la lengua en la que ha sido escrito.

siguiente artículo