Última hora

Leyendo ahora:

Los efectos visuales conquistan la taquilla

cinema

Los efectos visuales conquistan la taquilla

En asociación con

Los grandes éxitos de taquilla basados en historias de superhéroes, las películas de ciencia ficción y los filmes de animación no podrían existir hoy sin los efectos especiales.

Estamos en la escuela de animación y efectos visuales Gnomon en Hollywood.

Esta escuela en la que los estudiantes se forman durante tres años fue fundada en 1997 por Álex Álvarez. Su objetivo era ofrecer a jóvenes artistas la posibilidad de trabajar en la industria del entretenimiento.

“Quería abrir una escuela de formación profesional para jóvenes creadores, jóvenes que se dedican al arte: a la escultura, a la pintura, al dibujo, a la fotografía, al diseño gráfico, a la arquitectura… Quería ofrecer a estas personas la posibilidad de trabajar en la industria del entretenimiento”, explica Álvarez.

50 estudiantes se inscribieron en esta escuela el primer año. Hoy son más de 450.
En la escuela existen laboratorios de animación por ordenador, clases de pintura, estudios de escultura, espacios de lectura y una galería donde los estudiantes pueden exponer sus trabajos.

“No existe una escuela de profesionales semejante en todo el país. Tanto los profesores como los estudiantes trabajan en el mismo proceso de creación a la hora de desarrollar videojuegos, a la hora de diseñarlos, a la hora de crearlos. Existe un espíritu de colaboración difícil de encontrar en otra escuela”, asegura un estudiante.

“Aquí se establecen muchos contactos con los profesionales del sector gracias a los talleres que se organizan, las exposiciones y las conferencias. En esta escuela tienes acceso a productores fantásticos”, afirma otro.

Pero el sector de los efectos visuales y la animación ha crecido enormemente en los últimos años al igual que el número de personas que se dedican hoy a esta profesión. Con gente formada en muchos países, algunas empresas han decidido mudarse a lugares donde los costes sean más bajos.

Domenic Patten trabaja para Deadline.com, una revista digital especializada en la industria del entretenimiento.

“Una de las cosas importantes que han sucedido en los últimos cinco o diez años en el sector de los efectos visuales es que las empresas se han ido dispersando por todo el mundo sobre todo por razones económicas. Por ello muchos estudios se han mudado a países asiáticos, a Indonesia o a la India. También hay muchas compañías que se han ido a Canadá ya que en este país existen muchos incentivos fiscales. Además, Canadá es un país que ha entendido perfectamente la importancia de esta industria y por eso ha apostado por ella con ventajas fiscales”, explica Patten.

La mitad de los estudiantes de esta escuela acabará trabajando para el cine y la televisión, la otra mitad se dedicará al sector de los videojuegos.

siguiente artículo