Última hora

El príncipe George se convirtió en el centro de todas las miradas en el Royal International Air Tattoo, presentada por los medios británicos como la feria militar aérea más grande del mundo.

Acompañado por sus padres, el príncipe Guillermo y la Duquesa de Cambridge, Kate Middleton, el pequeño, de dos años de edad, pudo ver de cerca e incluso “probar” algunos de los aviones y helicópteros en la base de la Royal Air Force (RAF) en Gloucestershire, Inglaterra 8-10 de julio.

Publicidad
Publicidad

Más No Comment