Última hora

Miles de portugueses recibieron a los jugadores de la selección portuguesa durante el recorrido que realizaron a bordo de un autobús descapotable a su llegada a Lisboa, Portugal.

Éder, un héroe anónimo que llegó a la Eurocopa casi como relleno en la plantilla lusa, dio este domingo a Portugal el primer título de su historia, una Eurocopa que mereció por su capacidad de supervivencia durante el torneo y en una final que contó con la ausencia de Cristiano Ronaldo a partir del minuto 25.

Publicidad
Publicidad

Más No Comment