Última hora

Leyendo ahora:

Erdogan ataca al entorno del imán Gülen

internacionales

Erdogan ataca al entorno del imán Gülen

Publicidad

El golpe de Estado fallido de Turquía no ha transformado el país como pretendían quiénes participaron en él sino que ha acelerado el cambio en el sentido contrario.
El golpe ha sido utilizado por Erdogan para hacer una purga en la sociedad. Personas que según él son un virus y de los que hay que deshacerse.

“La limpieza va a continuar, ha dicho el presidente, porque esto, hermanos, es como una metástasis. Como un cáncer que se extiende por todo el Gobierno”.

Para ello, el presidente ha comenzado por castigar a los culpables, o a los que él ha designado como culpables: los protagonistas directos, los militares y grados. Pero la limpieza continúa.
9322 personas están siendo procesadas, 6319 soldados están presos, 950 civiles están detenidos, 85 generales y almirantes en la cárcel, 21000 profesores han sido despedidos, 15200 eran profesores de escuelas públicas, 1577 son decanos y rectores que han tenido que renunciar y 2745 miembros que formaban parte del ministerio de justicia han sido suspendidos de sus funciones.

Este afán por “barrer” a tantos miembros del sistema educativo y la justicia tiene mucho que ver con un imán que está en el exilio, el señor Fethullah Gülen. Un intelectual que lidera un movimiento del que forman parte muchos de los miembros de estas instituciones.

En las escuelas y universidades que él controla, estudian muchas de las personas que formarán parte de la élite en el sistema judicial, la enseñanza o la policía.
Además todos los académicos del país no pueden irse a trabajar fuera de Turquía.
393 familiares del Ministerio de Asuntos Sociales han sido suspendidos de su trabajo junto a: 1500 personas pertenecientes al ministerio de finanzas, 257 miembros de la oficina del Primer Ministro, 492 personas que formaban parte de la presidencia de asuntos religiosos y 100 oficiales del servicio de inteligencia.

Además, el pasado mes de marzo la 6ª Corte Criminal de Paz del país había ordenado intervenir la empresa del Zaman, el periódico de más tirada de Turquía acusándolo de aliarse con la guerrilla kurdoturca PKK, un periódico perteneciente a Gülen.

Fethullah Gülen tuvo que exiliarse a Estados Unidos en 1999 para no ser detenido por traicionar su país.
En el año 2002 los gülenistas ayudaron al partido de Erdogan a alzarse con el poder.
En el año 2010 los medios de comunicación del imán, sacaron a la luz escándalos de corrupción por parte del entorno del presidente. Ahí empezó la “vendetta” de Erdogan contra el imán.
Ahora le acusan de estar detrás del fallido golpe de Estado que ha intentado acabar con el orden constitucional en Turquía.

Los adeptos de Gülen condenan el terrorismo islamista, defienden la democracia y apoyan la educación.

En euronews estamos orgullosos de contar con periodistas en todo el mundo listos para presentarles los puntos de vista locales sobre las noticias internacionales. Lea más sobre este tema en la lengua en la que ha sido escrito.

Traducción automática

siguiente artículo