Última hora

Leyendo ahora:

Tensión en Alemania tras una serie de sangrientos atentados sin precedentes

insight

Tensión en Alemania tras una serie de sangrientos atentados sin precedentes

Publicidad

El dolor y el miedo se han apoderado de Alemania tras una serie de ataques mortales. El más grave se produjo en Múnich el pasado viernes 22 de julio. La alerta antiterrorista se ha elevado en la capital bávara desde el tiroteo en el que murieron nueve personas. El atacante, un joven germano-iraní se suicidó después.

Al día siguiente, el ministro alemán de Interior, Thomas de Maizière, trató de tranquilizar a la población y evitar cualquier confusión.

“Comprendo que haya mucha gente inquieta por los ataques en Niza, Würzburg y ahora el de Múnich que fueron casi seguidos. Yo también lo estoy. Pero hay que investigar, evaluar las circunstancias y los motivos de cada ataque por separado.”

En una semana hubo cuatro ataques en Alemania, cuyos motivos no siempre están relacionados claramente con el terrorismo, sin embargo todos fueron cometidos por refugiados, excepto el de Múnich.

Esta acumulación de hechos violentos podría socavar la política de asilo que Alemania ha puesto en práctica, sobre todo desde el pasado otoño, dando la bienvenida a miles de refugiados afganos, sirios e iraquíes.

La región de Baviera, donde tuvieron lugar tres de estas tragedias, es además la puerta de entrada de muchos refugiados. Ahora bien la región está gobernada por el partido conservador CSU, que reclama el control del número de refugiados que entran en Alemania.

“Seguiremos reclamando política y legalmente un límite en el número de refugiados. E insistimos en que se ponga fin a los graves errores que se han cometido en Berlín. Es un grave error que haya sido rechazada la propuesta del Gobierno del estado de Baviera de que la policía bávara pueda ayudar a proteger la frontera”, decía en enero Horst Seehofer, presidente de la región.

La canciller Angela Merkel, sin embargo, no ha dejado de defender su política de apertura a los refugiados como un reto que el país puede superar, advirtiendo contra el posible rechazo.

“Es importante decir que no seguiremos a quienes muestran frialdad, e incluso odio en su corazón, al reclamar una Alemania exclusivamente para ellos, al tiempo que tratan de excluir a los demás”.

Sin embargo, los últimos acontecimientos podrían ser rentabilizados por el movimiento antiislámico Pegida, o incluso por el partido euroescéptico Alternativa para Alemania (AfD) que apuesta por las elecciones de 2017 para entrar en el Parlamento federal.

Para saber más sobre la amenaza terrorista a la que se enfrenta Alemania y otras potencias europeas entrevistamos a Simon Mabon, experto en extremismo y cuestiones políticas de Oriente Medio.

Nial O’Reilly, euronews:
Ha habido un recrudecimiento de los ataques por parte de los inmigrantes en Alemania, a pesar de que el ataque del viernes no parece estar en la misma categoría, pero hay grupos como Pegida en Alemania que reinvidican que la inmigración es una amenaza para la seguridad y la estabilidad en el país. ¿Es verdad?

Simon Mabon, experto en extremismo y cuestiones políticas política de Oriente Medio:
“Creo que es una cuestión muy importante y a la luz de lo que ha ocurrido en los últimos meses es evidente que hay un aumento masivo de la tensión entre las diferentes identidades tanto en Alemania como en Europa. La afluencia de personas de Siria, Irak, de otras partes de Oriente Medio, de Libia ha provocado una gran cantidad de retos para los países europeos. Esto plantea cuestiones de identidad, económicas, de seguridad social y hemos empezado a ver grupos como Pegida, contra a los inmigrantes, intentando recuperar lo que ven como su identidad nacional inherente y a menudo esto se expresa de forma violenta y termina muchas veces en ataques. Claro que los inmigrantes huyen de las zonas de conflicto, de la persecución, de la muerte, de enormes niveles de discriminación que es lo que han vivido en sus países de origen. Se encuentran en períodos de incertidumbre y esa situación genera caos y engendra violencia. Tenemos que asegurarnos que esas personas se sienten cómodas son sus identidades, en los sitios donde viven y la forma en la que se relacionan con los demás. Eso es crucial para progresar y prevenir futuros ataques”.

euronews:
Está claro que estos países de Europa están sufriendo los ataques de grupos como el autoproclamado Estado Islámico y Al Qaeda. Francia se ha llevado la peor parte. ¿Alemania ha pasado a ser un objetivo potencial?

Marben:
“Tiene razón cuando se refiere a Francia y en parte se debe a que hay una gran población de origen musulmán y está asociado también con los numerosos ataques en el territorio del grupo Estado Islámico. Pero creo que en Alemania el caso es un poco diferente. Lo que el autoproclamado Estado Islámico está intentando hacer es provocar una gran cantidad de miedo, consternación y tensión y mantener este discurso de Dar al-Islam contra Dar al-Harb, la idea del islam contra el resto del mundo. Ahora el objetivo es atentar contra el mayor número de personas posible y no importa si es en Francia o Alemania porque lo van a hacer. Si nos aseguramos que las personas se encuentran bien, si conseguimos que estos inmigrantes que vienen se sientan más seguros, porque después de todo son personas, si hacemos que se sientan cómodos con sus identidades, si proporcionamos a estas personas la protección que necesitan, entonces habrá posibilidades de prevenir nuevos ataques”.

En euronews estamos orgullosos de contar con periodistas en todo el mundo listos para presentarles los puntos de vista locales sobre las noticias internacionales. Lea más sobre este tema en la lengua en la que ha sido escrito.

Traducción automática

siguiente artículo