Última hora

Leyendo ahora:

Regreso a los Juegos Olímpicos: 1968-1976

Deportes

Regreso a los Juegos Olímpicos: 1968-1976

Publicidad

MÉXICO 1968 Récords pulverizados en el aire

Por primera y hasta ahora última vez los Juegos se celebran en altitud. La menor densidad del aire de la capital mexicana favoreció a los atletas de velocidad, lanzamiento o los saltos.

El mejor ejemplo es el salto de longitud, en el que el estadounidense Bob Beamon pasó seis segundos en el aire volando hasta los 8,90 metros, superando el récord anterior por ni más ni menos que 55 centímetros. La marca no fue superada hasta 1991. En salto de altura aparece un tal Dick Fosbury.

Es el primero que decide saltar de espaldas a la barra. Su estilo provocó las risas del público y los comentaristas, pero finalmente ganó el oro y el “estilo Fosbury” es hoy en día el único que practican los campeones de salto.

Se pulverizaron también los récords de triple salto y las pruebas de velocidad hasta los 400 metros. Uno de los iconos de los Juegos de México es el saludo “Black Power” (poder negro) que escenificaron los velocistas afroamericanos Tommie Smith y John Carlos con el guante negro. El australiano Peter Norman, “el blanco de la foto” se solidarizó con sus compañeros de podio con una pegatina de apoyo a los derechos civiles pegada en su chándal.


John Carlos, 2011 (Foto de Joe Mabel, más información en wikipedia.org

MUNICH 1972 El terrorismo golpea los Juegos

Las Olimpiadas volvían a Alemania por primera vez desde la era nazi en 1936 y los organizadores estaban ansiosos por mostrar al mundo su cara más democrática. Sus esperanzas se vinieron abajo con el grupo terrorista palestino Septiembre Negro. Ocho miembros del grupo entraron en la Villa Olímpica y secuestraron a nueve miembros de la delegación israelí. Dieciocho horas después los nueve israelíes habían muerto, junto con cinco de los ocho terroristas y un policía alemán. Pese a la masacre los Juegos se celebraron. Uno de los hitos deportivos fue la actuación del nadador estadounidense Mark Spitz con siete oros y siete récords olímpicos. En gimnasia, la soviética Olga Korbut, asombró al público con su ejercicio en barras asimétricas.

Olga Korbut

Mark Spitz

MONTREAL 1976 Un 10 para Nadia Comaneci

Los Juegos de Montreal tuvieron unos inicios polémicos con el boicot de 22 países africanos contra la participación de Nueva Zelanda. El motivo: que ese año los neozelandeses habían viajado a la Sudáfrica del Apartheid a disputar un partido de rugby. La estrella de Montreal ’76 fue la rumana de 14 años Nadia Comaneci, que se convirtió en la primera gimnasta en conseguir un 10.00 (algo que repitió siete veces en los Juegos).

El marcador no estaba diseñado para mostrar cuatro cifras así que los espectadores vieron un 1.00. Otro esfuerzo heróico fue el del japonés Shun Fujimoto que ayudó a su equipo a alzarse con el oro aunque tuvo que realizar el ejercicio de anillas con una pierna rota.

En términos financieros los Juegos de Montreal fueron un desastre y cargaron a la ciudad canadiense con deudas para varias décadas. Esto llevó al Comité Olímpico Internacional a revisar el modelo del negocio olímpico para que albergar la olimpiada no se convirtiera en una carga económica.

En euronews estamos orgullosos de contar con periodistas en todo el mundo listos para presentarles los puntos de vista locales sobre las noticias internacionales. Lea más sobre este tema en la lengua en la que ha sido escrito.

siguiente artículo