Última hora

Leyendo ahora:

Manuel Valls: "En la lucha antiterrorista hay una línea infranqueable que es el Estado de derecho"

internacionales

Manuel Valls: "En la lucha antiterrorista hay una línea infranqueable que es el Estado de derecho"

Publicidad

ALL VIEWS

Teclear para averiguar

El Gobierno de François Hollande se enfrenta, desde hace semanas, a un aluvión de críticas. El atentado cometido en Niza el pasado 14 de julio, y la barbarie perpetrada en la población de Saint-Etienne-du-Rouvray, en Normandía, han puesto en entredicho la eficacia del estado de emergencia y el trabajo de los servicios de inteligencia.

En este contexto, al primer ministro francés, Manuel Valls, no le ha quedado más remedio que dar explicaciones. En una entrevista publicada en el diario “Le Monde”, Valls ha reconocido que la puesta en libertad del joven yihadista Adel Kermiche, que mató al padre Hamel el pasado martes, fue “un fallo” judicial.

Kermiche fue condenado en 2015 por tratar de viajar a Siria para unirse a las filas del Dáesh. Sin embargo, fue puesto en libertad, con asignación a domicilio y estaba controlado con un brazalete electrónico.

“El Gobierno francés se ha bloqueado, repitiendo lo que ya se había hecho, es decir, más estado de emergencia, más soldados, y más bombardeos contra Raqqa o Mosul. Si estas tres cosas no funcionaron en el pasado, es poco probable que vayan a funcionar en el futuro. Respecto a la oposición, la tendencia es la grandilocuencia y a proponer medidas extravagantes, como crear campos de retención donde encerrar a cualquiera que entre en los radares de la policía”, señala François Heisbourg, del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos.

Valls considera que en un Estado de derecho es inadmisible encarcelar a individuos por meras sospechas y ha asegurado que no será su Gobierno “quien cree un Guantánamo a la francesa”. Una declaración de principios con la que ha rechazado la propuesta del líder de Los Republicanos, Nicolas Sarkozy, de “saltarse” el marco jurídico actual.

Preservar el estado de derecho y a la vez reforzar la seguridad. Un difícil equilibrio que requiere aceptar que la amenaza es interna. “El segundo terrorista de Saint-Etienne-du-Rouvray, Abdelmalik Petitjean era objeto de una “ficha S”, es decir, que se le buscaba por radicalización”:http://internacional.elpais.com/internacional/2016/07/28/actualidad/1469689010_493445.html, desde el pasado 29 de junio, pero no había una foto suya.

“El estado de emergencia es intrínsecamente una mala idea, ya que lleva a los terroristas a una mayor clandestinidad, explica François Heisbourg. Ellos se adaptan muy bien a los estados de emergencia. Vigilancia, sí, pero no nos engañemos. La única forma de anticipar el tipo de cosas que han sucedido en Francia, en Alemania más recientemente, o en Bélgica, es mediante la vigilancia de la sociedad en general, y no sólo de quienes podrían perpetrar atentados.”

Ante la polémica, el miedo y una amenaza terrorista constante, François Hollande ha propuesto la creación de una Guardia Nacional, con civiles voluntarios y militares jubilados, a la que ya se han presentado más 250.000 voluntarios.

Aunque la seguridad y la eficacia de los servicios de inteligencia están en el centro de la polémica, existe también un debate sobre la radicalización, el racismo, la islamofobia o el problema de la integración.

ALL VIEWS

Teclear para averiguar

En euronews estamos orgullosos de contar con periodistas en todo el mundo listos para presentarles los puntos de vista locales sobre las noticias internacionales. Lea más sobre este tema en la lengua en la que ha sido escrito.

siguiente artículo