Última hora

Leyendo ahora:

Tensión creciente entre Ankara y Berlín

internacionales

Tensión creciente entre Ankara y Berlín

Publicidad

Nuevas tensiones entre Ankara y Berlín. El último incidente ha sido el veto impuesto, por decisión del Tribunal Constitucional alemán, de transmitir un mensaje del presidente turco vía pantalla gigante, en la gran manifestación pro-Erdogan que congregó en Colonia este domingo a unas 40.000 personas.

Y el ministro de Justicia turco, Bekir Bozdag ha exigido explicaciones al Gobierno germano y ha calificado la prohibición de “vergüenza para la democracia y la justicia” en su cuenta twitter.

Por otra parte, el Ministerio de Exteriores turco ha convocado a su representante diplomático alemán en Ankara.

En Alemania, muchas personas de ascendencia turca apoyan la política de Recep Tayyip Erdogan, y consideran demasiado severa la postura del Ejecutivo alemán y de los medios germanos respecto a la purga llevada a cabo en Turquía tras el fallido golpe militar del pasado 15 de julio.

“Muchos medios de comunicación alemanes no creen lo que está pasando en Turquía por culpa del predicador Gülen, dice este manifestante pro-Erdogan. Y yo les recomendaría a los medios alemanes que verifiquen mejor su información antes publicar nada sin una verdadera indagación.”

Unos tres millones de turcos residen en Alemania. Las tensiones han dividido a la opinión, pues un 80% de los alemanes y el propio Gobierno de Berlín consideran improcedente la purga llevada a cabo por Ankara. Por otra parte, las autoridades turcas estudian la posibilidad de realizar un referéndum para instalar nuevamente en el país la pena de muerte.

“Alemania y los estados miembros de la UE tienen una posición clara sobre la situación: rechazamos categóricamente la pena de muerte. Un país que tiene la pena de muerte no puede ser miembro de la Unión y la reintroducción de la pena capital en Turquía significaría el final de las negociaciones para la adhesión”, aseguraba Steffen Seibert, portavoz del Gobierno alemán.

Entre las tensiones de los últimos meses, destaca el conflicto del pasado junio tras la votación en el Bundestag que reconoció el genocidio armenio. Algunos diputados no solo recibieron amenazas de muerte, sino que además desde entonces no pueden acceder a la base turca de Incirlik, donde está el contingente militar germano que colabora con la coalición internacional que lucha contra el Dáesh.

Hay que recordar también la crisis diplomática provocada por el poema satírico del cómico alemán Jan Böhmermann. Erdogan presentó una demanda penal por injurias. El hecho de que Angela Merkel permitiera que se abriera este proceso, provocó duras críticas en su país. Lo que confirma que el presidente turco es cada vez un aliado más incómodo para la canciller.

Y no es seguro que las relaciones germano-turcas vayan a mejorar. Turquía ha solicitado la extradición de presuntos miembros del movimiento del predicador Fetullah Gülen en Alemania, y muchos políticos alemanes la han rechazado de forma categórica.

En euronews estamos orgullosos de contar con periodistas en todo el mundo listos para presentarles los puntos de vista locales sobre las noticias internacionales. Lea más sobre este tema en la lengua en la que ha sido escrito.

Traducción automática

Traducción automática

siguiente artículo