Última hora

Contaminación del aire y suciedad de las aguas de Río de Janeiro persisten en la cuenta atrás olímpica

Situaciones endémicas, aceptadas y consentidas en Brasil se convierten en algo más que un problema de imagen cuando faltan días para la inauguración de los Juegos Olímpicos de Río de…

Leyendo ahora:

Contaminación del aire y suciedad de las aguas de Río de Janeiro persisten en la cuenta atrás olímpica

Tamaño de texto Aa Aa

Situaciones endémicas, aceptadas y consentidas en Brasil se convierten en algo más que un problema de imagen cuando faltan días para la inauguración de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

La contaminación del aire se mastica en las calles. Es comentario común:

“Puedo notar en el aire la suciedad de las obras y también en mi cuerpo, es realmente espantoso.”

“Hablan tanto de la mejora de la calidad del aire, lo oímos una y otra vez y no cambia nada”.

Los niveles de contaminación superan las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud. No hay condenas taxativas como podemos percibir en la valoración del profesor de Patología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Sao Paulo, Paulo Saldiva: “La situación es mejor que en las ciudades de Asia y en algunas ciudades africanas, pero no llega a los niveles de las ciudades europeas y alunas otras ciudades americanas”.

Las regatas de vela de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro se disputarán en aguas altamente contaminadas. El nivel de suciedad de las aguas de la Bahía de Guanabara puede empeorae con marea baja y lluvia. De cerca se nota el persistente olor acre, característico de las vías fluviales que reciben aguas residuales y fecales incluso de hospitales sin tratamiento alguno.