Última hora

Ibrahim Hamato tenía diez años cuando perdió sus brazos en un accidente de tren. Desde entonces, nunca se ha rendido. Empezó a jugar al pin pon y se ha llegado a convertir en una auténtica estrella de este deporte. Su éxito es tal que ha llegado a cambiar la percepción de las personas discapacitadas en Egipto.

A sus 41 años de edad, se ha clasificado para los Juegos Paralímpicos de Río (de 7 a 18 de septiembre) y se entrena “muy duro” para intentar ganar una medalla en Brasil.

Publicidad
Publicidad

Más No Comment