Última hora

Leyendo ahora:

Una nueva cámara de seguridad con reconocimiento facial

hi-tech

Una nueva cámara de seguridad con reconocimiento facial

En asociación con

La protección de nuestras casas suele garantizarse a través de cámaras y sensores que detectan si un intruso se ha colado en nuestra propiedad.

Pero gracias a una compañía francesa, ahora ya es posible saber en tiempo real quién se encuentra en la puerta principal o dentro de la casa.

Este nuevo sistema de seguridad se basa en una cámara inteligente dotada de un mecanismo de reconocimiento facial.

Este sistema solo permite la entrada en la vivienda a aquellas personas que el dispositivo ha registrado, de lo contrario, una alerta es enviada al propietario de la casa a través de una aplicación.

“Las cámaras de seguridad actuales no son tan inteligentes. Son capaces de decirnos si algo se mueve en la casa pero no si es un hombre o tus hijos. No saben cuál es la diferencia. Por eso recibimos alertas todo el tiempo, incluso cuando hay cambios de luz en la vivienda y esto puede ser molesto. Si el cliente es una persona ocupada que quiere saber qué ocurre en su vivienda entonces esta cámara le dirá si sus hijos han vuelto a casa o si es un intruso el que se encuentra dentro”, explica Janina Mattausch de Netatmo.

El sistema debe registrar las caras de los ocupantes de la casa además de crear un perfil de cada uno de ellos con algunos datos como el nombre o el lugar de trabajo o escuela.

La cámara, dotada también de un sistema de visión nocturna, puede enviar mensajes de alerta gracias a la red de internet de la vivienda.

“Este sistema está dotado de un algoritmo de reconocimiento facial que reproduce la cara de una persona gracias a una representación matemática. Consigue analizar todas y cada una de las características de la cara de la persona para poder reproducirla”, explica Mattausch.

Esta cámara ya ha ayudado a un hombre que vive en París a atrapar a un ladrón que había entrado en su apartamento.

Tras detectar la desaparición de dinero de un cajón de su salón, este señor decidió probar el nuevo sistema de seguridad. Fue así como consiguió entregar a la policía las imágenes del ladrón dentro de su vivienda.

“Yo estaba en mi trabajo. Recibí una alerta en mi teléfono y pensé: debe ser una falsa alarma, quizás debo hacer alguna correción en el sistema. Pero el mensaje me decía que había movimientos en mi apartamento y mostraba la cara de una persona que el dispositivo no reconocía. También recibí un video. Estaba viendo en directo lo que ocurría en mi casa”, relata el propietario del apartamento.

Pero esta cámara no solo sirve para atrapar ladrones, también ayuda a aquellos padres que deben combinar su trabajo en la oficina con el cuidado de sus hijos.

“Si alguien entra en casa, un intruso, por ejemplo, el dispositivo me enviará una alerta así que ya no tengo que estar preocupada todo el tiempo pensando si los niños están bien o si ya han llegado de la escuela. Si algo ocurre, el sistema me pondrá al corriente”, afirma Mattausch.

Esta cámara es uno de los dispositivos que forman parte del llamado internet de la cosas.

Según un informe estadounidense, este año se utilizarán en todo el mundo seis mil millones de objetos conectados entre ellos gracias a internet. Esto supone un aumento respecto a 2015 de un 30%.

siguiente artículo