Última hora

Última hora

Donald Trump cae en los sondeos por sus comentarios denigrantes

La palabras vulgares, provocadoras y ultrapopulistas de Donald Trump no han cesado de jalonar la carrera del candidato republicano a la Casa Blanca.

Leyendo ahora:

Donald Trump cae en los sondeos por sus comentarios denigrantes

Tamaño de texto Aa Aa

La palabras vulgares, provocadoras y ultrapopulistas de Donald Trump no han cesado de jalonar la carrera del candidato republicano a la Casa Blanca.

Trump está sumido en una de las más serias controversias de su campaña hasta la fecha. Incluso dentro de su partido, se han alzado voces indignadas que califican de “imperdonables” sus observaciones.

Y es que al atacar a la familia del soldado musulmán Humayun Khan, muerto en 2004 por un coche bomba en Irak, Donald Trump ha tocado un tema tabú en EE.UU.: El de los héroes de guerra, un elemento sagrado para los conservadores.

“Su esposa estaba ahí, de pie. No tenía nada que decir. Probablemente, ni siquiera le estaba permitido hablar.”

Otro tema polémico, es el muro que el magnate ha prometido construir a lo largo de la frontera con México, para evitar que los inmigrantes entren en Estados Unidos.

“Cuando México manda a su gente, no manda a lo mejor que tiene. No envía a alguien como usted o usted. Está enviando a gente con un montón de problemas y que nos van a pasar esos problemas a nosotros.”

Respecto a la política exterior, Donald Trump está dispuesto a reanudar el diálogo con el líder de Corea del Norte, Kim Jong Un. Y de paso, quiere también meter a China en vereda:

“Me gustaría hablar con él. No tendría ningún problema en hacerlo. Y al mismo tiempo presionaría a China, porque a nivel económico tenemos mucho poder sobre China. Y este problema, lo podemos resolver con una reunión o una llamada telefónica.”

El candidato presidencial republicano no solo estigmatiza a los musulmanes y a los emigrantes mexicanos, sino que llega incluso a burlarse del Papa.

Si el Vaticano fuese atacado por el grupo Estado Islámico, lo que sería el mayor de sus trofeos, les puedo asegurar que el Papa desearía y rezaría para que Donald Trump fuera presidente.”

Trump acusó este lunes a su rival de ser “el diablo”. Y no dudó hace un año en denigrarla con un twitter breve y mordaz: Si Hillary Clinton no puede satisfacer a su marido qué le hace pensar que puede satisfacer a los estadounidenses."

Aunque su imagen cae estrepitósamente en los sondeos de opinión, Donald Trump no prevé cambiar de estilo y ha arrancado el mes de agosto con dos actos de campaña cargados de polémica.