Última hora

Leyendo ahora:

Kenia: corredores ecológicos para elefantes

science

Kenia: corredores ecológicos para elefantes

En asociación con

Un veterinario dispara un dardo tranquilizante a un elefante en el Parque Nacional de Tsavo en Kenia.

El animal será equipado, como otros nueve elefantes, con un collar que se puede controlar por satélite.

Se trata de un proyecto llevado a cabo por la ONG Save the Elephants y el Servicio de Protección de Animales de Kenia.

Su objetivo es controlar los movimientos de los elefantes para saber por qué puntos intentan cruzar una línea de tren que está siendo construida en el parque. De esta manera se podrán establecer varios corredores ecológicos.

“El objetivo principal de esta operación es saber por dónde intentan cruzar los elefantes las carreteras y, sobre todo, la nueva línea de tren. Gracias a esa información podremos planear mejor la construcción de corredores que les permitan pasar al otro lado. Otro objetivo es saber si utilizan y cómo algunos corredores que ya han sido establecidos. Queremos saber si son útiles y si su número es suficiente. Cuando dispongamos de todos estos datos podremos ayudar a los responsables del parque a tomar decisiones correctas en el futuro”, explica Benson Okita, de Save the Elephants.

Kenia firmó un acuerdo con China en 2013 para construir una línea de tren que va desde Nairobi a Mombasa. Parte de esta línea cruza el Parque Nacional de Tsavo. La línea está siendo realizada en altura para permitir el paso de los animales por los corredores ecológicos.

De hecho, en el Parque de Tsavo se encuentra hoy una de las mayores poblaciones de elefantes de Kenia. Según un censo realizado en 2011 por la ONG Tsavo Trust, 12 000 elefantes viven en este parque.

Robert O’Brien, uno de los responsables del Servicio de Protección de Animales, asegura que estos collares también podrán ayudar a las autoridades a gestionar mejor los conflictos que existen entre los humanos y los animales.

“Muchos elefantes entran en las granjas de la zona. Gracias a estos collares podremos saber dónde se encuentran exactamente y en qué momento podremos ir a buscarlos para sacarlos del lugar de manera segura”, explica O’Brien.

Sospeter Kiambi, es uno de los responsables de este proyecto. Para Kiambi las operaciones de este tipo pueden ser peligrosas tanto para los humanos como para los animales pero gracias a los datos que serán recogidos, las autoridades podrán tomar decisiones más adaptadas sobre la construcción de infraestructuras en relación a la vida animal de este parque.

“Estas operaciones son caras. Un collar de este tipo puede llegar a costar más de tres mil euros. Pero dedicamos muchos recursos a este ejercicio para saber de manera científica cómo la construcción de infraestructuras afecta a la vida animal, sobre todo a los elefantes de este parque. De esta manera podremos informar, como digo, de manera científica a las autoridades de cara a futuras decisiones”, asegura Kiambi.

La ONG Save the Elephants asegura que el ecosistema del Parque Nacional de Tsavo se encuentra en peligro debido a la urbanización, el cambio climático y la caza ilegal de animales.

Proyectos como éste pueden ayudar a los elefantes a seguir viviendo tranquilos en este parque pero todavía deberá pasar algún tiempo hasta que se acostumbren a moverse con un collar.

siguiente artículo