Última hora

El papa Francisco almorzó con 21 refugiados sirios el pasado jueves en la Casa de Santa Marta, su residencia en el Vaticano. Los “invitados” a la mesa del obispo de Roma reciben ayuda diaria por parte de la Comunidad de San Egidio. Doce de ellos llegaron a la capital italiana el pasado mes de abril, cuando el papa los transportó en su propio avión tras visitar la isla griega de Lesbos. Los otros llegaron dos meses más tarde.

Tras el almuerzo, Jorge Mario Bergoglio recibió dibujos de agradecimiento realizados por los niños, a quienes a su vez regaló varios juguetes.

Publicidad
Publicidad

Más No Comment