Última hora

Más de 450.000 personas pasarán este año por el “Sziget Festival”, el mayor festival de Europa central, que se celebra en una isla del Daunubio en Budapest. Los abonos para poder ver a artistas como Rihanna, Manu Chao, Molotov o Buika están agotados desde hace dos meses. Pero en la llamada Isla de la Libertad no solo suena rock y pop. La ópera, el jazz, el teatro y el circo cuentan con sus propios escenarios. Es más, en este festival también es posible degustar cocina internacional, tatuarse, acudir a un psicólogo o jugar al fútbol, entre otras actividades.

Publicidad
Publicidad

Más No Comment