Última hora

La Guardia Costera de Nueva Orleans trabaja a pleno rendimiento en Baton Rouge, Luisiana.

Testigo de ello es este joven atrapado por las inundaciones, que fue rescatado desde un helicoptero cuando se encontraba en el techo de su casa, el único lugar seguro que le quedaba.

El presidente Barack Obama declaró el domingo el Estado de emergencia en Luisiana, donde ya han muerto cinco personas. Otras 20.000 han tenido que ser rescatadas de unas inundaciones sin precedentes.

Publicidad
Publicidad

Más No Comment