Última hora

Leyendo ahora:

Rusia, Irán y Turquía; una alianza inédita contra la influencia estadounidense y occidental en Oriente Medio

internacionales

Rusia, Irán y Turquía; una alianza inédita contra la influencia estadounidense y occidental en Oriente Medio

Publicidad

Aviones rusos bombardeando Siria. Una imagen habitual desde que Moscú decidió apoyar a Damasco con todos los medios a su alcance el pasado septiembre. La particularidad es que estos cazas despegan de Irán, una primicia tanto para Moscú como para Teherán, que no había autorizado el uso de sus bases a ningún país desde 1979.
Para Rusia representa una ventaja táctica y logística evidente, puesto que gana tiempo y puede transportar más bombas, pero el principal interés para las dos potencias es eminentemente político.

En los últimos días, delegaciones de ambos países han multiplicado las reuniones y las declaraciones conjuntas. Para estos dos aliados históricos de Damasco, que quieren que Al Asad siga en el poder, se trata de constituir un frente poderoso y presentarse como elementos claves en la resolución al conflicto.

Alaeddin Boroujerdi, jefe de la comisión parlmentaria de seguridad nacional iraní y Política Exterior:
“Estamos con Siria porque el pueblo está en primera fila de la resistencia. Hemos venido a anunciar nustro apoyo a Siria.

Mostrándose junto al poderoso aliado ruso, Irán sale un poco más de la sombra y recupera un lugar en el escenario internacional. Para Rusia lo que hay en juego es volver a entrar por la puerta grande en Oriente Medio, una pieza central en el tablero geopolítico de la región. Moscú considera primordial frenar en seco el auge del Islam radical suní. A priori, Irán, chií, no supondrá nunca una amenaza para sus intereses en las exrepúblicas suníes del Cáucaso. Pero además Moscú tiene mucho que ganar y poco que perder si forma un eje con las dos potencias regionales: Irán y Turquía. Todo ello también con el objetivo de contrarrestar la influencia estadounidense.

Andrew Tabler, investigador principal del Instituto Washington para la Política de Oriente Medio:
“Esta es la primera vez que Rusia usa la base de Irán, y eso marca una escalada en la guerra en Siria. No necesariamente en términos militares, sino en términos de la alineación con Irán en lugares como Siria.Y podemos ver muy claramente que los rusos están jugando cartas políticas muy fuertes en lugares como Siria, mientras que Estados Unidos está en el mejor de los casos a la defensiva.”

En este contexto, los desencuentros entre Moscú y Ankara están llamados a esfumarse, de hecho la reconciliación está en marcha. Irán es tal vez el que mejor ha comprendido el interés de este triple eje pese a su enemistad histórica con Ankara. Se trata en definitiva del nacimiento de una alianza inédita contra la influencia occidental en la región.

Dr. Huseyin Bagci, profesor del Departamento de Relaciones Internacionales en la Universidad Técnica de Oriente Medio:
“Hay una desconfianza latente por parte de Turquía hacia Estados Unidos, la OTAN y los europeos, al tiempo que se abre más a Putin. Es algo nuevo en nuestras relaciones.”

Otro signo de que la influencia de Rusia gana enteros es que estaría cerca de iniciar una lucha conjunta con Estados Unidos contra Dáesh en Alepo, según el ministro de Defensa ruso.
El Departamento de Estado estadounidense asegura que no hay nada que anunciar por ahora, pero reconoce contactos frecuentes con los funcionarios rusos.

En euronews estamos orgullosos de contar con periodistas en todo el mundo listos para presentarles los puntos de vista locales sobre las noticias internacionales. Lea más sobre este tema en la lengua en la que ha sido escrito.

Traducción automática

siguiente artículo