Última hora

Un grupo de wakeboarders rusos no dejaron pasar la oportunidad de mostrar sus habilidades en una calle de Moscú después de que una lluvia torrencial inundara la capital rusa el lunes.

Las autoridades moscovitas hicieron un llamamiento no utilizar sus coches personales y a aparcar en lugares altos, evitando dejar puertas y ventanas abiertas.

Los servicios de emergencia de la ciudad informaron de que 80 personas fueron evacuadas de coches y autobuses que habían quedado atrapados en el agua.

Publicidad
Publicidad

Más No Comment