Última hora

Leyendo ahora:

Balance de un año sin cuotas lácteas en la UE

internacionales

Balance de un año sin cuotas lácteas en la UE

Publicidad

Hace ya un año, la supresión de las cuotas lácteas en la UE desencadenó las protestas de los productores de leche europeos frente al Parlemento Europeo en Bruselas. Sus pronósticos sobre una caída en picado del precio de la leche se han confirmado: los últimos datos hablan de un aumento de la producción europea de más del dos por ciento.

Sieta van Keimpema, vicepresidente del grupo de granjeros del Consejo de Leche Europeo:
“El porcentaje de jóvenes ganaderos de menos de 35 años en Europa es del 6%, es decir, no hay perspectivas de futuro, y los ganaderos las necesitan al igual que necesitan sistemas que regulen el mercado de manera que en situaciones de crisis se pueda interferir en el mercado y así garantizar una crisis corta y no una duradera porque los ganaderos tendrían que renunciar a sus explotaciones.”

Las cuotas lácteas se implantaron a principios de los 80 para evitar la sobreproducción, o como se dijo en su momento, evitar “los lagos de leche y las montañas de mantequilla” que inundaban Europa. Pero no todos los productores de leche europeos pueden proyectarse en un mercado libre. Muchos están vinculados a contratos industriales con multinacionales como Lactalis. Contratos impuestos por los Estados miembros destinados a protegerlos cuando estaban en vigor las cuotas.

Estos contratos les obligan a aceptar los bajos precios que les impone una industria que opera en un mercado libre. A eso se le suma una disminución del consumo a escala mundial y el embargo ruso sobre los productos agroalimentarios procedentes de Europa. Además, aprovechando los excedentes lácteos, las multinacionales tienen más márgen para negociar las condiciones de compra de leche. En algunos países la caída de los precios ronda el 30%.

Roger Violant, productor de leche:
“Perdemos cerca de 110 euros por tonelada de leche, ya que se pagan 270 euros cuando antes eran 380. No podemos seguir eternamente burlándonos de los productores de leche, como ha sucedido en este último año.”

Para la Comisión Europea, la solución pasa por la exportación. Bruselas anima a los productores a abrirse nuevos mercados fuera de la UE, por ejemplo en China y contempla un plan de emergencia de 500 millones de euros para apoyar al sectro lácteo. Sin embargo, los productores franceses protestan por el desequilibrio entre el precio de producción y el aumento de los márgenes de beneficio en el sector de la distribución. Dado que los consumidores pagan la leche cada vez más caro.

En euronews estamos orgullosos de contar con periodistas en todo el mundo listos para presentarles los puntos de vista locales sobre las noticias internacionales. Lea más sobre este tema en la lengua en la que ha sido escrito.

siguiente artículo