Última hora

Leyendo ahora:

Veronika Harcsa, algo más que una cantante de jazz

Cult

Veronika Harcsa, algo más que una cantante de jazz

En asociación con

Veronika Harcsa es una de los cantantes más populares de Hungría, especialmente entre los aficionados al jazz. Tanto que incluso tiene su propio escenario en un festival de verano que se celebra en Kapolsc. Allí, durante 10 días, ella es la anfitriona del lugar.

“En un principio aprendí a cantar jazz, pero prefiero llamarme a mi misma simplemente “cantante” porque estoy interesada en muchos otros tipos de música, no solo de jazz. Lo más importante para mí es la espontaneidad en el escenario, la improvisación, sumergirme con mis músicos, reaccionar a sus ideas e intercambiarlas con cada uno de ellos”, señala la cantante.

Canta jazz pero también electrónica, música alternativa, pop y, hoy en día tiene propuestas incluso para cantar música clásica. Además no solo es cantante, también es una compositora experimentada.

Su carrera comenzó en 2005 con un cuarteto de jazz. Tenía 23 años entonces y alcanzó la popularidad muy rápido. Pero como quería aprender más y más a los 30 empezó un curso en una escuela de Bruselas. Asegura que fue su mejor decisión.

“Cuando tenía 30 años descubrí a algunos profesores de los que pude aprender mucho en ese momento. Nadie me conocía allí, no era popular ni habían escuchado mis éxitos en la radio. Tenía que demostrar quién era desde cero como el resto de mis compañeros. Fue un nuevo comienzo y una gran lección para mi”, apunta Veronika Harcsa

Esta lección la ayudó a usar cada parte de su propia voz, por lo que hoy en día es más valiente y arrojada cuando se trata de hacer una improvisación.

“Todavía estoy trabajando en eso de subir al escenario y contar y cantar con la mayor naturalidad posible. Para mi es muy importante eso y poder volverme loca en el escenario. Yo reto a los espectadores a hacer lo mismo. Se necesita un poquito de locura en este mundo. No lo digo, por supuesto, de un modo peyorativo, pero aveces tenemos que sorprendernos a nosotros mismos, tenemos que encontrar la manera de sentirnos libres y por eso volverse loco es un método muy bueno. Me gusta practicarlo”, concluye la cantante húngara.

Hoy en día se está centrando en su banda de música electrónica, Bin-Jip y su dúo con el guitarrista Bálitn Gyemant, con los que va a publicar su nuevo disco este próximo otoño. No es una tarea fácil ya que requiere constantes desplazamientos entre Budapest y Londres, donde vive ahora.

siguiente artículo