Última hora

Leyendo ahora:

¿Qué nos dice el lenguaje corporal de Donald Trump?

internacionales

¿Qué nos dice el lenguaje corporal de Donald Trump?

Publicidad

Estemos de acuerdo o no con su ideología política, no se puede negar que Donald Trump atrae a multitudes. Sus gestos y su expresivo lenguaje cautiva y molesta a partes iguales. Para analizar qué hace diferente al provocador magnate hemos hablado con unos expertos en comunicación.

¿Es Trump un libro abierto?

Los críticos pueden encontrar su estilo exagerado y caricaturesco pero según el profesor Geoff Beattie, autor del libro Rethinking Body Language, también es una de sus principales atractivos: “Los políticos quieren presentarse de una manera abierta, honesta y auténtica. Si usted tiene una expresión facial que muestra una respuesta emocional, la gente se cree lo que está diciendo, sin importarlo lo extravagante que pueda ser”.

“Muchos políticos se pasan gran parte de las entrevistas y debates ocultando sus expresiones, por lo general con una sonrisa”, explica el profesor Beattie. “Eso no nos gusta porque vemos que se nos está ocultando algo. Puede que no seamos conscientes de ello ya que gran parte de la comunicación no verbal se procesa inconscientemente, pero no nos sentimos cómodos”.

Varias personas han intentado analizar las micro-expresiones de Trump, en busca de discrepancias entre sus palabras y el lenguaje corporal, pero no han sido capaces de encontrar ninguna. Eso significa que Trump realmente cree lo que dice. El año pasado, un experto dijo al diario británico The Independent: “De los siete canales de comunicación que he observado era coherente en todos. Por lo tanto he llegado a la conclusión de que sus declaraciones parecían ser coherente con su sistema de creencias”.

Our experts

- Geoff Beattie es profesor de psicología en la universidad Edge Hill University y un aclamado autor que ha publicado más de 20 libros, incluido uno que tiene por título Rethinking Body Language

- Alan Stevens es experto en comunicación en mediacoach.co.uk

El hecho de que los gestos de Trump reflejan sus creencias, no significa que no sea consciente de su valor. En el análisis de un experto recogido por la BBC se afirmaba que Trump no había entrenado su lenguaje corporal pero el profesor Beattie no está de acuerdo: “No creo que no se haya entrenado nunca. Trump tiene un lenguaje corporal único. Algunos de sus gestos son inusuales y no estoy de acuerdo en que no los haya ido entrenando. Ha llegado a una cierta forma de arte en el gesto”.

No son sólo los gestos y expresiones lo que le diferencian de otros candidatos. El experto en comunicación Alan Stevens nos ha dicho que la presencia de Trump sobre el escenario también es significativa: “Mientras que los anteriores presidentes como Bill Clinton y Barack Obama a menudo se apartaban del atril para comprometerse con la multitud, Trump permanece en su sitio y utiliza grandes gestos corporales y expresiones para dar sus argumentos. Esto transmite una sensación de poder y control en lugar de emplear un enfoque más colaborativo”.

Según nuestros expertos, utilizar gestos potentes y regulares puede convencer más fácilmente a una multitud. De hecho, el estudio del profesor Beattie concluye que si las personas escuchan discursos acompañados de muchos gestos, estas son más propensas a recordarlo. La psicología lo llama codificación. O lo que es lo mismo si se envía un mensaje a través del canal verbal y del visual, el receptor lo entiende mejor.

Las manos de Donald Trump y lo que dicen

Este es probablemente el gesto más característico de Trump —juntar el índice con el pulgar a modo de ‘OK’— Según nuestros expertos, este gesto le ayuda a mostrar precisión y control.

Prof. Beattie: “Estos movimientos repetitivos enfatizan puntos del discurso precisos y nos gusta que los políticos hagan eso. En cierto sentido, muestra compromiso con lo que está diciendo, pero también añade una capa extra de sentido subconsciente”.

  • Alan Stevens:* “También agita la mano para indicar que las cosas han ido muy mal y después vuelve a sus pequeños gestos para demostrar que se puede confiar en él para encontrar una solución”.

De vez en cuando hace el signo de ‘Ok’ y después una especie de L con sus dedos señalando al cielo.

Prof. Beattie: “Algunos piensan que los mezcla de forma ocasional pero no creo este sea el caso. Si nos fijamos en algunas de las estructuras que utiliza, usa el gesto de precisión como contrapunto a la L y acentua así otra cosa. Ese gesto de la L es poco común. He analizado a otros políticos de antes y no creo que haya visto a muchos utilizarlo”.

Alan Stevens: “El círculo cerrado y la L indican: ‘Tengo toda la razón’. Los dos juntos sugieren precisión y un trabajo correcto. Los dos serán utilizados por sus seguidores más acérrimos, creando una conexión con ellos”.

Muchos políticos, como Obama con su gesto del puño y pulgar, tratan de encontrar un sustituto menos agresivo al clásico dedo apuntando pero no Trump.

*Alan Stevens: * Los oradores suelen evitarlo ya que parece un gesto acusatorio. Sin embargo, Donald Trump, como expresentador del programa de televisión “El aprendiz”, lo ha convertido en marca de la casa y lo utiliza como un recordatorio de que cuando sea presidente tendrá el control de echar a gente”.

*Prof. Beattie: * “A veces, cuando habla de Hillary Clinton el gesto de señalar se convierte en una garra. Es como un símbolo para referirse a su rival. Cuando habla de sus asuntos de justicia por el escándalo de los correos, su dedo se transforma en garra. Como la garra de una bruja”.

Trump tiene varias “palmas abiertas”. Éste es el típico gesto de apertura.

Alan Stevens: “Las palmas abiertas son por lo general un gesto incluyente, especialmente con los brazos abiertos”.

Prof Beattie: “La palma de la mano significa ‘mirad, soy una persona honesta’ pero muchas veces lo utiliza para hablar de cosas negativas que están sucediendo. Está diciendo ‘mirad, el público y yo estamos en la misma situación’. Lo hace de manera no verbal. Algunos críticos señalan que Trump habla demasiado de sí mismo. La gente habla de un gran narcisista pero lo interesante es que no lo niega sino que lo compensa mediante el uso de estos gestos que construyen un ‘nosotros’ con la audiencia. Está mostrando que sus emociones y las del público están en el mismo nivel. A pesar de que habla de sí mismo, está cimentando una relación con la audiencia”.

Alan Stevens: “Trump utiliza el gesto de ‘quédate atrás’ con las dos manos juntas como si estuviera empujando una pared imaginaria. Eso recuerda a dos de sus principales políticas: el muro con México y la prohibición de entrada de musulmanes”.

Prof. Beattie: “Es fascinante cuando pone sus palmas hacia arriba. Lo que trata de hacer es mostrar la reacción a las amenazas a las que se enfrenta EEUU. Gracias a ello, la gente piensa que está totalmente comprometido con su país”.

En euronews estamos orgullosos de contar con periodistas en todo el mundo listos para presentarles los puntos de vista locales sobre las noticias internacionales. Lea más sobre este tema en la lengua en la que ha sido escrito.

Traducción automática

Traducción automática

siguiente artículo