Última hora

La tradicional fiesta conmemora el aniversario del nacimiento del dios hindú Krishna. Escenifica la escena en la que, según la leyenda, Krishna cuando era un niño era utilizado para robar mantequilla y cuajada de una olla atado y suspendido desde lo alto por su madre.

Cientos de jóvenes participan en el ritual y se les llama Govinda, otro nombre de Krishna. Rodeados de multitudes entusiastas, que recuerdan a las torres humanas de los castellets catalanes, las pirámides humanas tratan de llegar a la olla de barro colgadas hasta los seis metros con ayuda de una cuerda.

El Tribunal Supremo de la India fijó un maximo de seis metros de altura para la pirámide para así evitar riesgos y también prohibió que participaran en ella niños. La pirámide humana permite llegar hasta una olla con cuajada y romperla.

Publicidad
Publicidad

Más No Comment