Última hora

Cientos de manifestantes exigieron la detención de un altísimo funcionario de malasia que recibió una propina de setecientos millones de dólares de un fondo de inversión. En la investigación del caso de soborno se identifica al corrupto como Oficial de Malasia 1, y se ha corrido la voz en el país que es nada menos que el primer ministro Najib Razak, hijo de otro primer ministro y defensor de una política de venta de empresas públicas a compradores privados. Razak ha negado insistentemente que él haya recibido dinero alguno ni sea el tal Oficial de Malasia 1. Algo parece decir que esta manifestación no será la última sobre el caso.

Publicidad
Publicidad

Más No Comment