Última hora

Leyendo ahora:

La apuesta de Kazajistán por un mundo libre de armas nucleares

focus

La apuesta de Kazajistán por un mundo libre de armas nucleares

Publicidad

Lograr un mundo libre de armas nucleares es una aspiración generalizada en la comunidad internacional en la búsqueda de la paz y la seguridad.

Kazajistán es un actor clave que lleva a cabo valientes iniciativas contra las pruebas nucleares.

Para conmemorar el 25 aniversario del cierre de Semipalatinsk, lugar en el que se realizaban estas pruebas, y coincidiendo con el Día Internacional de Naciones Unidas contra los ensayos nucleares, Astana organizó el encuentro “Construyendo un mundo libre de armas nucleares”.

Parlamentarios, expertos en desarme y organizaciones internacionales se reunieron con una meta: generar el impulso político necesario para eliminar las armas nucleares.

A pesar de los retos pendientes, el presidente kazajo se muestra optimista.

“El reto es que si empieza una guerra nuclear y todo queda destruido, sería el Apocalipsis. No creo que haya nadie que no esté de acuerdo con esto, así que somos optimistas. Optimistas porque la gente quiere vivir, criar a sus hijos y nietos y no desea una guerra nuclear. Por lo tanto, estas conferencias y nuestras iniciativas tienen como objetivo transmitir ese peligro a todas las personas del mundo”, aseguraba Nursultan Nazarbayev.

Un peligro que, en Kazajistán, comenzó en 1949 con la primera prueba nuclear. En los siguientes 40 años se registraron 455 explosiones nucleares.

En 1991, Kazajistán tomó la decisión de cerrar el sitio de Semipalatinsk.

Han pasado años, pero sus efectos persisten. Un millón y medio de kazajos han sufrido las consecuencias de los ensayos. Ahora el desafío de Naciones Unidas es movilizar a los países dependientes de lo nuclear para que adopten medidas concretas para detener los ensayos.

“Es un desafío en un mundo tan fragmentado como el actual, donde muchos estados nucleares lo consideran una parte importante de su defensa. No quieren hablar del desarme nuclear en esta etapa de la historia y todos tenemos la responsabilidad de presionarles para que lo hagan”, declara Michael Moller, director general de la oficina de la ONU en Ginebra.

Los participantes expresaron su preocupación sobre la posible amenaza del terrorismo nuclear. Especialmente después de la reciente ola de ataques terroristas en Europa y otros lugares.

Los expertos creen que es tiempo de establecer más mecanismos de protección frente a los sistemas nucleares existentes.

“Probablemente este riesgo no conducirá a una verdadera explosión nuclear, pero sí a incidentes y accidentes nucleares. Hay un peligro muy grande y es la razón por la cual esta conferencia se ha celebrado en Astana, para promover el desarme nuclear y las medidas necesarias para eliminar riesgos fortuitos y de terrorismo”, explica el excomandante de la fuerza aérea francesa, el general Bernard Norlain.

Una parte importante de la «visión de Astana», adoptada al final de la conferencia, es el llamamiento a los gobiernos para que establezcan zonas libres de armas nucleares en Medio Oriente, Asia nororiental y Europa.

Además, es crucial alcanzar las metas del proyecto “ATOM” de 2012 para educar al mundo sobre los peligros que entrañan los ensayos nucleares a largo plazo.

“Miles de personas en Kazajistán padecen la huella de décadas de pruebas nucleares. Tras las caras y los cuerpos deformados se esconden innumerables historias. Una de ellas sirvió de inspiración para demostrar que un mundo libre de armas nucleares es posible”, destaca nuestra enviada especial, Daleen Hassan.

El artista Karipbek Kuyukov, de 48 años, es embajador honorífico del proyecto ATOM. Nacido en un pueblo cerca de Semipalatinsk, sus padres fueron expuestos a la radiación nuclear y él nació sin brazos.

Ha dedicado su vida y su arte a la lucha contra las armas nucleares, y cree que un mundo libre de armas nucleares puede ser una realidad.

“Durante toda mi vida he creído. He creído en lo que estoy haciendo y creer es la mitad de la batalla. Quisiera gritar a todo el mundo, como mi voz se rompe en mi pecho: despierta todos tus sentidos.
Los terroristas no deben poner sus manos en las armas nucleares. Sigamos tratando de llegar juntos a nuestro objetivo. Votemos por un desarme nuclear completo”, exhorta Kuyukov.

La estrategia de Kazajistán para 2030 es una continuación natural de acciones pasadas. Mirando al futuro, el país apoyará todas las iniciativas internacionales dirigidas a lograr un mundo libre de políticas basadas en lo nuclear.

En euronews estamos orgullosos de contar con periodistas en todo el mundo listos para presentarles los puntos de vista locales sobre las noticias internacionales. Lea más sobre este tema en la lengua en la que ha sido escrito.

siguiente artículo