Última hora

Leyendo ahora:

Temer, por ahora el gran ganador en la crisis política brasileña

internacionales

Temer, por ahora el gran ganador en la crisis política brasileña

Publicidad

Michel Temer se convierte en el gran ganador en la crisis política que atraviesa Brasil desde el pasado diciembre, pero su triunfo podría ser de corta duración por sus propias debilidades.
Porque el discreto y en apariencia inofensivo exvicepresidente centrista de Dilma Rousseff es tan impopular como su rival, cuta caída ha precipitado.

Temer había apoyado a la candidata del Partido de los Trabajadores (PT) durante sus dos campañas presidenciales, y luego le dio el apoyo de su formación, el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), el más numeroso en el Congreso, hasta que vio el momento adecuado para retirárselo cuando la popularidad de Dilma caía en picado la primavera pasada.

En política desde 1960, Temer, hijo de inmigrantes libaneses, había trabajado sobre todo en la sombra, creando alianzas dentro de su propio partido, el PMDB, que se limitó a apoyar a los candidatos presidenciales de otros. Pero ahora estará al mando hasta finales de 2018, y aunque dijo que no se presentará a la presidencia, su partido sí lo hará.

“Estamos iniciando una nueva etapa, una etapa con un horizonte de dos años y cuatro meses. Dos años y cuatro meses durante los que, a partir de hoy, las expectativas son mucho más altas para el Gobierno”, expresó.

El nuevo presidente debe reconciliar a una sociedad dividida, una parte de la cual considera ilegítimo su acceso al poder, y enderezar la economía. Sin embargo, sus planes de austeridad y de reformar las pensiones, así como las prestaciones sociales, pueden enfadar a muchos votantes, ya enfurecidos por el desempleo y una inflación al alza.

Y si hasta ahora Temer ha logrado forjar una alianza para destituir a Rousseff, contando con el centro-derechista Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), histórico rival del PT, para los próximos comicios, a finales de 2018, el PSDB espera ganarlos incluso frente al candidato potencial de Temer, cuyo partido no ha presentado candidatos desde 1994.

La otra espada de Damocles que amenaza al nuevo presidente es el escándalo de corrupción que salpica de lleno a su partido, el PMDB, una de las razones de la decepción de los brasileños con la clase política.

En euronews estamos orgullosos de contar con periodistas en todo el mundo listos para presentarles los puntos de vista locales sobre las noticias internacionales. Lea más sobre este tema en la lengua en la que ha sido escrito.

siguiente artículo