Última hora

Leyendo ahora:

500 refugiados abandonan el campo de Katsikas tras quejarse por sus malas condiciones

internacionales

500 refugiados abandonan el campo de Katsikas tras quejarse por sus malas condiciones

Publicidad

Los más de 500 refugiados que desde el mes de marzo viven en el campamento de Katsikas, al norte de Grecia, han dicho “basta”. Este viernes abandonaron el campo de manera pacífica y han pasado la noche en la plaza de este pequeño pueblo, a la espera de una reacción por parte de las autoridades competentes (Gobierno griego, ACNUR).

La semana pasada, de manera consensuada, los refugiados de este campamento redactaron una queja formal ante el ministerio de migración griego, el ejército y las principales ONGS que operan en el campo, en especial ACNUR. En dicho comunicado se instaba a estos organismos a dotar al campo de unas condiciones de alojamiento dignas y a cumplir con las muchas promesas hechas referentes a la salubridad o la alimentación. El comunicado concluía asegurando que, de no recibir respuesta, todos los refugiados abandonarían el campo una vez llegara septiembre.

Dicho y hecho, este viernes los 500 sirios, iraquíes, afganos y palestinos del campo de Katsikas abandonaban pacíficamente el mismo y se dirigían a pie por la carretera al centro del pueblo, situado a escasos tres kilómetros de sus tiendas. Durante la marcha, hombres mujeres y niños recordaban con cánticos y carteles el porqué de esta decisión. En sus pancartas podían leerse cosas como “We are human” o “Winter is coming”. Katsikas en una zona especialmente lluviosa y fría. De hecho, su primera noche a la intemperie la han pasado bajo la lluvia.

Katsikas refugees protest

Desde su llegada en Marzo, estos solicitantes de asilo se alojaban en tiendas de campaña sin waterpoof que se inundaban cada vez que había precipitaciones. Según cuentan las pequeñas ONGS sobre el terreno los refugiados están hartos de que nadie haya atendido en todo este tiempo sus repetidas peticiones de cambiar estas tiendas por containers.

“No han atendido prácticamente ninguna propuesta de mejora”, revelan a Euronews una de las organizaciones presentes sobre el terreno desde la apertura del campo. “Nadie se hace cargo, hay dejación absoluta de responsabilidades y esto lleva consigo una alarmante falta de productos básicos. Desde que llegaron en marzo les prometieron llevarles a un edificio que aún no ha empezado a repararse. La comida que reparte el Ejército ha sido calificada de pésima. Las temperaturas son extremas en términos de frío y calor, hay falta de seguridad y de información…miles de problemas y ninguna solución”.

Los refugiados permanecen en el centro de Katsikas, un pueblo muy cercano a la turística ciudad de Ioannina. Por esta zona, cercana a la frontera con Albania, hay otros tres campamentos de refugiados.

En euronews estamos orgullosos de contar con periodistas en todo el mundo listos para presentarles los puntos de vista locales sobre las noticias internacionales. Lea más sobre este tema en la lengua en la que ha sido escrito.

siguiente artículo