Última hora

Unas 1.500 personas sin hogar, atendidas por las hermanas de la madre Teresa en varias ciudades italianas, pudieron asistir a la canonización de la madre Teresa de Calcuta en Ciudad del Vaticano. De hecho, llegaron en autobuses a Roma y se les reservó uno de los sectores más cercanos al altar. Después se les ofreció un almuerzo a base de pizza en el Vaticano por voluntad del papa.

Publicidad
Publicidad

Más No Comment